Fútbol

El Alcorcón cierra la temporada con una agridulce séptima plaza

Alcorcón (Madrid), 5 jun (EFE).- El Alcorcón, que estrenó proyecto deportivo bajo el mando del entrenador asturiano Juan Ramón López Muñiz, ha cerrado la temporada en una agridulce séptima posición, a un paso de la promoción de ascenso y con momentos brillantes de fútbol en algunas fases del campeonato.

Después de tres temporadas con José Bordalás de entrenador, la llegada de Muñiz al banquillo supuso un cambio profundo en el planteamiento futbolístico del conjunto alfarero.

Con el técnico asturiano al frente, el Alcorcón se ha quedado a un paso de la promoción, empatado a puntos con Osasuna y fuera de la pelea por el ascenso a Primera por la diferencia de goles.

18 victorias, 10 empates y 14 derrotas ha sido el balance definitivo esta campaña del Alcorcón, que ha marcado 48 goles y ha encajado 44.

Con algunos momentos de fútbol brillantes a lo largo de la temporada, tres partidos fueron claves en el devenir del equipo y todos en la segunda vuelta. Dos de ellos en Santo Domingo, frente a Osasuna y Alavés, en los que se perdió 0-1 y con sendos errores defensivos de bulto que a lo largo de la temporada no se habían producido. El tercero en Palamós, frente a la Llagostera, rival que ha descendido a Segunda y con el que cayeron estrepitosamente 4-0 en una tarde para olvidar.

La temporada ha dejado gratas sorpresas en Alcorcón, como el buen rendimiento ofrecido por el lateral derecho argentino Fede Vega, que también se destapó como un asistente eficaz, el centrocampista José Campaña, que puso imaginación desde la medular y dotó de virtuosismo al juego del equipo, o el extremo Juanjo Collantes, capaz de revolucionar un choque con su velocidad.

El delantero toledano David Rodríguez, con diecinueve goles marcados, fue la referencia ofensiva del equipo, se destapó como el jugador clave en el ataque alfarero y se convirtió en el máximo realizador de la historia del club en Segunda.

Como líderes ejercieron el delantero Oscar Plano y el central y capitán Chema Rodríguez, que dieron un paso al frente respecto a otras temporadas y con goles y oficio mantuvieron al equipo en los tramos complicados de la temporada.

Esta campaña también será recordada por la más que probable marcha de Rubén Sanz, el histórico capitán del equipo que, a sus 36 años, apenas ha contado con oportunidades y podría dejar el conjunto alfarero, al que llegó 2003 y con el que vivió la eliminación copera del Real Madrid, el ascenso a Segunda y las dos promociones para subir a Primera.

Los asuntos extradeportivos en momentos puntuales también han marcado esta temporada la agenda del Alcorcón, puesto que a finales de abril el centrocampista Fausto Tienza vio rescindido su contrato debido a un caso de indisciplina que el club consideró intolerable.

Para la próxima temporada, si no hay sorpresas, Muñiz seguirá dirigiendo al Alcorcón, puesto que la confianza del presidente Ignacio Legido es máxima y el proyecto deportivo con el asturiano, según declaró a EFE el 13 de abril, es "a largo plazo" y el "plazo lógico para subir a Primera debe ser de dos o tres años".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin