Fútbol

La Liga se aprieta el cinturón y gasta el 30% menos en fichajes que en 2015

  • En la recta final, la competición invierte 397 millones en futbolistas
  • Aun quedan 13 días de mercado, pero todo apunta a un frenazo
Morata (30 millones), única inversión potente del Real Madrid, vigente campeón de Europa. Imagen: EFE

La fiebre galáctica ha pasado de largo del fútbol español. En la recta final del mercado de verano y a tan sólo un día de que arranque la Liga, los clubes de Primera División apenas han invertido 397 millones de euros en renovar sus plantillas, un 30 por ciento menos que en el mismo periodo de 2015, cuando sólo en la ventana estival se gastaron 567,5 millones de euros en fichajes, según los datos recogidos por la página web alemana transfermarkt.

Esta cifra marca un cambio de tendencia en la Liga Santander, en la que se repartirá un récord de 1.537 millones de euros por los derechos de televisión, 400 millones más que en la temporada que acaba de termina, según las últimas estimaciones de la organización que preside Javier Tebas.

Aunque aún faltan 13 días para que se cierre el mercado (el 31 de agosto, para ser exactos), las estimaciones apuntan a que será la primera vez en tres año, los clubes de Primera recortan la inversión en fichajes, que marca un mínimo desde la temporada 2012/2013, cuando, según los datos publicados, se gastaron 144 millones de euros en jugadores e hizo una caja de 47 millones de euros con la compra-venta de futbolistas.

Aunque los clubes todavía están pendientes de clarificar algunas operaciones, todo apunta a que el año se va a cerrar a la baja con respecto a las temporadas anteriores. En este punto, cada vez parece menos probable que el Real Madrid cierre el fichaje de Moussa Sissoko, mediocampista del Newcastle, por 35 millones o que el Barcelona consiga llegar a un acuerdo con el Valencia para quedarse con Paco Alcacer y Diego Alves -éste último está casi hecho-.

El club que entrena Luis Enrique ofreció 36 millones de euros por ambos jugadores y el equipo Ché contestó ayer que Alcacer no está en venta y que si se lo querían llevar tendrían que pagar los 90 millones de euros de la cláusula de rescisión, algo que no parece que esté dispuesto a hacer el Barça, que ya ha invertido 79 millones de euros en rejuvenecer su plantilla, dando la espalda a La Masía (sus nuevos jugadores no superan los 22 años).

Entre los pequeños, el Leganés, que acaba de subir a Primera División, es el equipo que menos ha invertido. Ayer cerró ayer el fichaje del lateral izquierdo Diego Rico (procede del Zaragoza) por un millón de euros, la segunda inversión más cara de su historia tras el traspaso (también este verano) del brasileño Gabriel Pires, procedente de la Juventus de Turin.Ambos gastos (en total, dos millones) es todo lo que ha invertido el club pepinero.

Así, y aunque todas estas operaciones llegasen a buen puerto, el balance final seguiría siendo inferior (entre un 15 y un 8 por ciento) al de la temporada pasada.

Más ingresos, menos gasto

A pesar de la buena marcha de sus ingresos y sus finanzas (facturan más de 530 millones al año), tanto el Real Madrid como el Barça parecen haber aparcado, a menos de momento, sus ansias de fichar estrellas con un coste desorbitado.

La temporada 2014/2015 ha sido la última en la que ambos equipos mostraron su fuerte músculo económico para fichar al delantero centro Luis Suárez y a James Rodríguez por 81 millones y 75 millones, respectivamente.

El delantero uruguayo se ha convertido en un puntal básico para el club culé (sus 40 goles en Liga apuntalaron el título el curso pasado), mientras que el mediapunta colombiano está buscando otro equipo después de que la llegada de Marco Asensio al Real Madrid y la apuesta de Zidane por Isco le dejaran sin hueco.

Un año antes, el Real Madrid fichó al galés Gareth Bale por 101 millones de euros y el equipo que preside Josep María Bartomeu llegó a reconocer que había pagado en realidad 88 millones de euros por Neymar. La compra del futbolista brasileño se ha convertido en un calvario para el club blaugrana, que este verano ha admitido dos delitos fiscales relacionados con la operación por los que ha tenido que pagar una multa de 5,5 millones de euros. En un primer momento, el Barça declaró que había invertido 57 millones por el astro brasileño.

Tras estas últimas aventuras galácticas y tras años gastando para reunir en sus filas a los mejores del mundo (Messi, Neymar y Suárez por un lado y Cristiano Ronaldo o Bale, por el otro), el fichaje más caro del Barça en lo que va de mercado de verano ha sido André Gomes por unos 35 millones de euros (otras fuentes apuntan a a que ha pagado hasta 50 millones) mientras que el Real Madrid ha invertido 30 millones en repescar a Álvaro Morata desde Turín.

En este punto, el equipo que preside Florentino Pérez ha incorporado al primer equipo a varios jugadores que tenía cedidos, como el luso Fabio Coentrão, que en principio volverá a jugar en noviembre cuando se recupera de su lesión, y ha decidido apostar por Keylor Navas como su principal portero, esto es, no insistirá en David de Gea.

Más allá del Real Madrid y el Barcelona, el Atlético de Madrid empieza a reclamar su hueco como uno de los actores principales en el mercado de fichajes español. Sus últimos éxitos deportivos (ganó la Liga y en tres temporadas ha sido dos veces subcampeón de Europa), el desembarco de nuevos inversores en su capital así como las perspectivas de un fuerte aumento en sus ingresos por la venta de los derechos de televisión tras la entrada en vigor del nuevo Real Decreto, han dado al equipo que entrena Diego Simeone músculo financiero para reforzar su plantilla en las últimas temporadas y poder cubrir las marchas de sus grandes estrellas.

En lo que va de mercado de verano, el Atlético de Madrid ha invertido unos 81 millones en fichajes, convirtiéndose en el segundo equipo que más se ha gastado en futbolistas, según los datos recogidos por transfermarkt.

El delantero centro Kévin Gameiro ha sido su fichaje más caro: ha pagado unos 32 millones por su traspaso. Por el argentino Nico Gaitán ha desembolsado 25 , mientras que el croata Sime Vrsaljko le ha costado 16 millones. Hasta la fecha ha vendido jugadores por 30 millones.

La temporada pasada, la misma en la que el Real Madrid invirtió 62,5 millones en Danilo y Mateo Kovacic, el equipo del Cholo se colocó entre los clubes que más fondos destinaron a reforzar su plantilla: 132 millones de euros frente a los 85 millones del club blanco y los 51 millones del blaugrana.

Sólo le superó el Valencia, que se gastó 143 millones de euros en fichar a futbolistas como Rodrigo (30 millones) o Álvaro Negredo (28). A menos de 15 días de que termine el mercado de verano, el club ché apenas ha cerrado el traspaso del extremo Nani por menos de 10 millones.

En los últimos años, el Atletico de Madrid ha ido mejorando sus ingresos y, según el ranking elaborado por Deloitte, en la temporada 2014/2015 consolidó la decimoquinta posición lograda en la pasada edición con unos ingresos de 187,1 millones de euros. Por concepto de venta de entradas, el club ingresó 37,2 millones, y por derechos televisivos, 86,6 millones de euros. Según el nuevo reparto de los derechos de televisión, el club rojiblanco elevará esta partida hasta los 102 millones de cara a esta nueva temporada.

Por su parte, el Villarreal, que esta temporada prevé ingresar 54 millones de euros por los derechos de retransmisión de sus partidos, ha destinado 52,3 millones de euros a reforzar su plantilla, algo menos que el Sevilla que se ha dejado unos 56 millones en nuevos jugadores.

El balance provisional del mercado de verano hace perder a la Liga española un puesto en el ranking de las competiciones que más invierten en futbolistas. Llegó a coronarse como el segundo torneo doméstico más comprador, pero ahora ocupa el cuarto lugar, por debajo de la Bundesliga, que hasta la fecha se ha dejado 448 millones en jugadores.

Siempre según los datos de transfermarkt, la Premier inglesa, una de las competiciones que más factura por los derechos de retransmisión, ha destinado 1.000 millones en el reforzar sus plantillas y prevé gastar más. Sólo el Chelsea prepara 150 millones para dinamitar la recta final de mercado. Hasta su segunda división, la Championship, está en el ranking de las que más gastan.

El fútbol se sanea

En las últimas temporadas, los clubes de fútbol (exceptuando al Madrid y al Barça) han llevado a cabo una fuerte reestructuración y contención de gastos para poder hacer frente a sus deudas y alejar el fantasma del concurso de acreedores.

Parte de esta política de austeridad se ha dejado notar en el mercado de los fichajes, ya que la nueva normativa de la Liga no permite disparar los gastos si no hay ingresos que los respalden. Así, aunque los gastos subieron, los ingresos lo hicieron más permitiendo reducir la deuda en 81 millones.

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Hurl
A Favor
En Contra

Todo muy bonito, pero cuanto deben todavía a la SS y Hacienda?

Puntuación 0
#1