Fútbol

El Real Madrid de Zidane camina en el alambre o cuando remontar se convierte en normalidad

  • De las 14 victorias consecutivas en Liga, cinco tuvieron problemas
  • En Europa esta tendencia a remontar es más acentuada
Kroos celebra su gol al Celta, el último que solventó una situación complicada para el Real Madrid. Imagen: Reuters

El Real Madrid se ha acostumbrado en hacer, desde que llegó Zinedine Zidane de las remontadas, un suceso frecuente. A los mandos del francés, el equipo blanco está a un paso de lograr 15 victorias consecutivas en Liga, una cifra mágica que superaría la racha histórica blanca de la era Miguel Muñoz (ya ha igualado sus 14 triunfos consecutivos) pero bastantes de esos éxitos se han producido después de que el Real Madrid haya ido con el marcador en contra.

Esto es, de 14 victorias ligueras, tres llegaron después de que el Real Madrid tuviera que remontar (ante Las Palmas, Barça y Rayo Vallecano) y dos de ellas, después de que el rival empatase un gol inicial de los merengues (frente a Levante y la de este sábado ante el Celta).

Una tendencia que en Europa se ha hecho también palpable. En cuartos de final, la temporada pasada, el Wolfsburgo ganó 2-0 en la ida y el Real Madrid tuvo que ganar 3-0 en la ida para acceder a semifinales. Ya en la final, los blancos tuvieron que superar (eso sí, en la tanda de penaltis) el empate atlético después del gol inicial de Sergio Ramos.

La Supercopa de Europa es el ejemplo más reciente de este tipo de actitud. El gol inicial de Asensio fue contrarrestado con los tantos de Franco Vázquez y Konoplyanka antes de que Sergio Ramos, primero y Carvajal, en el 119', arrebataran al Sevilla la opción de vencer este título y diera al Real Madrid su tercer entorchado como supercampeón europeo.

Un panorama que dibuja virtudes y problemas del equipo merengue. En el primer apartado, el deseo constante de un equipo que no da por perdido jamás un partido hasta el último instante. En el aspecto negativo, la facilidad con la que en ocasiones se desconecta hasta dejar en bandeja goles a sus rivales que luego exigen, como se ha visto, de remontadas épicas.

Cara y cruz de un equipo que empieza esta segunda temporada de la era Zidane con la esperanza de hacer de la Liga su nuevo fetiche, siempre, a ser posible, evitando sustos, por mucho que las remontadas dejen también un buen regusto.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

francis
A Favor
En Contra

Lo que es rutina es el servicio arbitral merengue de salvación año tras años ....de vergüenza

Puntuación 0
#1
francis
A Favor
En Contra

Rutina es el atraco año tras año impunemente

Puntuación 0
#2