Fútbol

El miedo de Julen Lopetegui con Sergio Ramos por la salida de Iker Casillas de la Selección

Lopetegui, con Ramos de fondo, en un entrenamiento. Imagen: EFE.

Julen Lopetegui inició su andadura como seleccionador español con una decisión: dejar fuera a Iker Casillas, acabando con el ciclo del meta de Móstoles más de 16 años después. Una medida que no fue fácil tomar y que requirió de varias conversaciones previas.

Cuenta El Mundo que el seleccionador tuvo varias charlas de las que ya se había informado en otros medios. Con Iker Casillas y con otros pesados pesados de la Selección como Pepe Reina, Gerard Piqué, Andrés Iniesta o Sergio Ramos. Con el de Camas fue especialmente importante esa conversación, ya que estuvo destinada a despejar un miedo en la mente del entrenador.

La cercanía de Ramos a Iker Casillas y a uno de los candidatos que más sonaron para sustituir a Del Bosque al mando de la Selección, Joaquín Caparrós, hizo pensar a Lopetegui que convencer a Ramos de la idoneidad de la decisión de dejar a Casillas y la necesidad de formar un bloque era primordial en su llegada a 'La Roja'.

Con el fin de mantener una buena relación con un jugador como Ramos, pilar en el equipo, y con el resto del plantel, Lopetegui ha optado por la delicadeza en todo momento. Por eso comunicó a Casillas antes que a ningún jugador la decisión de dejarle fuera de la lista. Por eso no le cerró la puerta. Por eso ha mantenido en el staff técnico a varios miembros de la 'administración Del Bosque' como José Manuel Ochotorena, entrenador de porteros, y Antolín Gonzalo, el encargado de realizar informes sobre los equipos rivales.

A pesar de que la extrañeza por la ausencia de Iker Casillas marcó los titulares en la declaración de Ramos nada más llegar a Las Rozas, el camero no tuvo malas palabras para Lopetegui. Calificó su charla con él como "en petit comité y cordial", y se ahorró mayor tipo de detalles.

Por el momento, Lopetegui se ha ganado un respiro. Su carácter de recién llegado y su entrada diplomática a los engranajes del vestuario se lo han concedido. Salvar uno de los mayores miedos en su primera convocatoria es, a día de hoy, un objetivo cumplido.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin