icon-avatar
Buscar

Enrique Martín explota en sala de prensa tras ganar al Eibar

EFE
18/10/2016 - 8:19
  • "Es triste que en tu propia casa no sepan valorar lo que has hecho"
  • "Tengo mi grupo de acosadores, pero no podrán conmigo"

Enrique Martín Monreal, entrenador del Osasuna, señaló este lunes en rueda de prensa tras la victoria por 2-3 ante el Eibar en el campo de Ipurúa, que el triunfo "sabe a gloria bendita". Además, el técnico estalló en una espectacular 'rajada' contra sus detractores.

"Me están siguiendo desde que vine al primer equipo hace un año, no me han pillado, y no me van a pillar. Enrique Martín no se rinde, cuidado porque hoy hemos ganado. Es triste que en tu propia casa te busquen la boda boca y no sepan valorar lo que se ha hecho; estamos en Primera de casualidad, ascendimos con un presupuesto muy bajo", resaltó.

"Tengo mi grupo de acosadores, pero no han podido conmigo y no van a poder. Hemos ganado. Algunos estaban esperando que perdiéramos hoy y ante el Betis para que me 'cepillaran'", criticó Enrique Martín Monreal.

El equipo navarro logró su primera victoria de la temporada en el campo guipuzcoano tras remontar en dos ocasiones un resultado adverso, lo que permite el técnico osasunista un respiro, porque estaba amenazado por los malos resultados anteriores.

"Los tres puntos saben a gloria bendita. Como decía Woody Allen, el 90% del éxito está en la insistencia. La insistencia es la base de todo, si bajas los brazos estás muerto", afirmó.

Enrique Martín alabó a sus hombres, que han superado un gol tempranero a los pocos segundos del pitido inicial, y el empate (2-2) justo antes del descanso, marcando en la segunda parte el definitivo 2-3.

"El equipo ha tenido consistencia mental, ha estado fuerte. Hemos acabado el primer tiempo 2-2 y les he dicho a mis jugadores que el segundo tiempo había que ganar, y hemos vencido en el segundo tiempo por 0-1", explicó.

Los rojillos, que hoy jugaron de verde, llegaban apurados a Ipurúa, aunque ahora están vivos en la lucha por la permanencia.

"El equipo necesitaba el triunfo, ahora no hay que volverse locos, el viernes hay que competir contra el Betis en El Sadar", recordó.

No echa las campanas al vuelo. Todo lo contrario, porque queda mucha liga. "Esto es muy largo, estoy contento de haber ganado, sobre todo por mis jugadores. Me fastidian muchas cosas que están pasando con los futbolistas que no son justas. Tengo fe ciega en este grupo, su progresión es grande si ajustamos cosas en defensa", señaló.

"El equipo está haciendo un trayecto, está compitiendo desde que se inició la liga con buen nivel, aunque pequeños detalles nos habían matado en partidos anteriores", indicó.

Comentarios 0











No ha sido posible realizar el purgado