Fútbol

El City atropella en la segunda parte a un Barça condenado por sus errores

  • El Barça se adelantó en la primera parte con un gol de Messi
  • Dos errores individuales de Sergi Roberto y Ter Stegen ayudaron al City
  • Gündogan, héroe de los locales con dos goles. El tercero, de De Bruyne
Messi, cabizbajo, después del primer gol del Manchester City. El argentino adelantó al Barça. Imagen: Reuters

El Manchester City de Pep Guardiola goleó este martes al Barça en un partido loco en su segunda parte que, visto lo visto en el inicio del partido, parecía ir encaminado más a una paliza culé que a un triunfo aplastante de los ingleses.

De hecho, Messi adelantó a los blaugrana cuando la posesión marcaba un escandaloso 28-72 a favor de los culés. Sin embargo, un error de Sergi Roberto en una entrega sencilla al filo del descanso dio oxígeno al rival.

Gündogan finalizó la jugada a la que dio origen el fallo y el resto fue cosa de una segunda parte desatada en la que Ter Stegen puso su granito de arena con otro fallo de colocación en el segundo tanto local, el de De Bruyne. Una contra también rematada por Gündogan rubricó el 3-1.

El Barça sigue líder de su grupo sin que parezca en peligro ese puesto de privilegio. El que toma oxígeno es el City que, tras el empata a uno entre Borussia y Celtic, se coloca segundo tres puntos por delante de los alemanes.

Lo que bien empieza, mal acaba

El inicio del partido fue de claro dominio blaugrana. Un dominio diesel. De menos a más. Un control que, como las buenas siestas, se fue haciendo poco a poco desconectando a un City que, sin saber muy bien como, se vio con la luz apagada, desorientado y sin saber muy bien qué hacer con la pelota o su contrario. Los de Guardiola estaban demasiado dormidos y en el campo, un pequeño argentino de pelo rubio demostró ser, de nuevo, el más despierto.

En el 21' Messi aprovechó una buena internada de Neymar para batir por el centro a Caballero. El partido parecía, de nuevo, escrito para la épica culé, para el escarnio del entrenador que les hizo grandes, gigantes.

Un técnico que no encontraba soluciones en su pizarra y que vio como Neymar y sus internadas por la izquierda pudieron certificar el 0-2.

Antes, Sterling reclamó un penalti de forma foribunda por un pisotón de Umtiti que existió, pero que el inglés exageró tanto que el colegiado no picó. Fue lo más peligroso del partido hasta que la obsesión del Barça por sacar la bola jugada, por no malgastar ni una caloría en dar un pelotazo, regaló el empate al City.

Sergi Roberto cedió mal un también forzado pase de Mascherano y Sterling aprovechó el regalo para colarse vertical hasta la línea de fondo. Su pase atrás acabó en el gol de Gündogan.

Un torbellino 'sky blue'

El colegiado pitó el descanso, pero la reanudación fue un salto leve en el tiempo. Parecía que nada había cambiado con respecto a ese instante en el que sus pulmones dieron aire al silbido del receso.

Una tras otras las ocasiones del City se sucedieron y el partido se rompió. Fue ahí cuando una falta de Busquets a Silva dejó en franquicia el empate a De Bruyne. Su remate fue buscando la escuadra y la encontró, eso sí, con ayuda de un Ter Stegen que dio un pasito lateral de esos que condenan a los guardametas que confían mucho en su instinto. El alemán, sí, cantó.

La bola entró y disparó la euforia de un equipo que asfixió la salida del esférico rival hasta lograr su objetivo: el 3-1. Esa meta estuvo asfaltada con una alfombra roja cuando Luis Enrique dio entrada a Arda en lugar de Rakitic. El turco apenas pudo defender lo que el croata. El asturiano había hecho un buen regalo a su amigo Pep. Un regalo de los de verdad.

El tanto definitivo, con todo, casi quedó en grito ahogado cuando André Gomes puso el balón al larguero de Caballero. El portugués no se lo creía. Sólo delante del argentino la estrelló en la madera. Fue la ocasión más clara en la segunda mitad para el Barça antes del segundo de Gündogan.

Una contra tras un córner acabó en una bella combinación. De Bruyne para el Kun, el Kun para De Bruyne, pase interior a Navas y su centro (previa dejada con la mano de Agüero) lo remachó el alemán. Ter Stegen se desgañitaba en protestas. De poco le sirvieron.

Lo que llegó después fueron minutos de intercambio leve de golpes en los que el Barça apenas dio sensación de peligro, minutos preámbulo de un triunfo que da vida al City e inyecta dudas en los de la ciudad condal.


Ficha técnica:

3 - Manchester City: Caballero; Zabaleta, Stones, Otamendi, Kolarov; Fernandinho (Fernando, m.60), Gündogan, Silva; Sterling (Jesús Navas, m.70), De Bruyne (Nolito, m.88) y Agüero.

1 - Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Mascherano, Umtiti, Digne; Busquets, Rakitic (Turan, m.61), Gomes (Rafinha, m.76); Messi, Neymar y Suárez.

Goles: 0-1, m.21: Messi. 1-1, m.39: Gündogan. 2-1, m.50: De Bruyne. 3-1, m.74: Gündogan.

Árbitro: Viktor Kassai (HUN). Amonestó a Sterling (m.11) y Kolarov (m.59), del Manchester City; y a Rakitic (m.20), Neymar (m.28) y Busquets (m.76), del Barcelona.

Incidencias: partido correspondiente a la cuarta jornada del Grupo C de la Liga de Campeones, disputado en el Etihad Stadium (Mánchester).

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin