Fútbol

El repaso de Zidane a Simeone: así ganó el derbi al Atlético de Madrid

Zinedine Zidane ha demostrado que es un buen entrenador de fútbol. El francés, que no conoce la derrota esta temporada, ha ganado en uno de los campos más difíciles de Europa dando un repaso que no se olvidará fácilmente.

El galo solo ha perdido dos partidos desde que es entrenador del Real Madrid (desde el 4 de enero de 2016). El primero ante el Atlético, con 0-1 en el marcador, y el segundo en los octavos de final de la Champions ante el Wolfsburgo (2-0 en la ida).

En todo este tiempo Zidane ha recibido muchas críticas (alguna merecida), pero en los partidos grandes ha demostrado que sabe lo que hace, como por ejemplo en la victoria del Camp Nou de la temporadas pasada por 1-2.

Ayer ante el Atlético de Madrid, Zidane dio un repaso a Simeone, el rey de la táctica y de la estrategia que ha llevado a los rojiblancos en lo más alto de su historia. Estos son algunos de los factores que determinaron el último derbi liguero en el Vicente Calderón.

1. Presencia de Lucas y Bale en banda

Una de las principales características del juego ofensivo de Simeone son los laterales, Juanfran y Filipe, que ayer no tuvieron nada de presencia. Zidane quiso dar equilibrio por fuera, y lo consiguió.

La inclusión de Lucas y Bale como hombres de banda dejaron a los laterales rojiblancos sin subir en casi todo el partido. Tuvieron que estar más pendientes de sus subidas. Además, tanto Lucas como Bale hicieron un trabajo defensivo espectacular.

2. Intensidad desde el principio

Es la palabra clave para Zidane. El francés ha insistido en muchos partidos de la falta de intensidad por parte de sus jugadores.

Zidane pide intensidad sobre todo al principio, que es donde el Real Madrid puede marcar la diferencia para después controlar el partido de la mejor manera.

Ayer el Madrid presionó muy arriba y presionando con lógica. Nada de presionar unos y otros no. Todos al unísono. Algo que sorprendió al Atlético de Madrid en la primera mitad.

3. La posición de Isco

Zidane se inventó un nuevo esquema (4-2-3-1 para atacar y 4-4-2 para defender) y puso a Isco en una posición nueva para él en el Madrid, pero su demarcación de toda la vida en el Málaga, que es donde triunfó.

Koke y Gabi se vieron superados en todo momento, sobre todo por la posición de Isco entre líneas, y hasta el descanso no supieron qué hacer con el malagueño.

4. Solidaridad defensiva

El Atlético de Madrid no inquietó la portería de Keylor Navas en toda la primera mitad. El equipo blanco estuvo muy solidario en todas sus líneas y casi todos los disparos de los rojiblancos en la segunda parte fueron desde fuera del área.

En algunas jugadas se vio a los once jugadores blancos defender en su propio campo, con Isco y Cristiano como jugadores más adelantados.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin