Fútbol

Rubi trabaja la presión y la posesión en su primera sesión con el Sporting

Gijón, 19 ene (EFE).- Joan Fracesc Ferrer, Rubi, dirigió esta mañana su primer entrenamiento al frente del Sporting que se inició con una charla de alrededor de media hora con sus nuevos jugadores y continuó con diferentes ejercicios de posesión y presión antes de finalizar con un partidillo en el que dividió la plantilla en dos en un campo diferente al habitualmente utilizado por Abelardo.

Rubi llegó a las instalaciones de Mareo a las ocho de la mañana ya que antes del entrenamiento quería recabar más información sobre diversos aspectos del club, entre ellos la posible llegada del centrocampista Tioté con el que el Sporting tiene un principio de acuerdo para reforzar el centro del campo.

El nuevo entrenador rojiblanco se reunió con el director deportivo Nico Rodríguez para recibir información sobre la plantilla y el filial así como para valorar la posibilidad de algunas incorporaciones en el mercado de invierno.

Una de las primeras novedades que se encontraron los jugadores con el nuevo cuerpo técnico fue la presencia del balón incluso en el calentamiento y las continuas consignas por parte del entrenador en busca de la intensidad y la concentración de todos los futbolistas en una sesión que reunió a muchos aficionados.

Joan Francesc Ferrer parece que tiene la intención de utilizar una defensa de cuatro en lugar de los tres centrales y dos carrileros que venía utilizando Abelardo desde hace un par de meses ya que al menos así jugó en el partidillo con el que acabó su primera sesión de entrenamiento, utilizando un 4-4-2 similar al que alguna vez empleó Abelardo.

El nuevo entrenador rojiblanco sabe que no puede contar para el próximo partido en el campo del Betis con los defensas Jorge Meré y Douglas por lesión y con el centrocampista Sergio Álvarez por sanción mientras que está pendiente de la evolución de Lillo que sufrió un fuerte golpe en un pómulo que le dejó un ojo prácticamente cerrado, aunque hoy se entrenó con aparente normalidad y parece que podrá entrar en la convocatoria.

Meré arrastra una contractura de abductores y trabaja con el fisioterapeuta mientras que Douglas, que sufrió un golpe en la rodilla derecha en el partido ante el Eibar que le obligó a dejar el partido, se desplazó a Barcelona par ser observado por los médicos del club catalán que esta temporada lo cedió al Sporting.

Rubi ha programado para mañana una doble sesión de trabajo: la primera a puerta cerrada como fue la de hoy pero la de la tarde ya a puerta cerrada como también está prevista la del sábado en El Molinón tras el cual dará su primera convocatoria en busca de revertir la marcha del conjunto gijonés.

"Talento y tiempo" son las premisas que apuntó Joan Francesc Ferrer para afrontar la situación actual del Sporting y considera que dispone de las dos cosas si bien deseo que "lo ideal hubiera sido contar con más tiempo pero quedan 20 partidos y se puede hacer".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin