Fútbol

La directiva del Barcelona convierte a Luis Enrique en cabeza de turco por la crisis del club

  • El técnico se lleva la mayoría de los golpes y se queda solo en el club
  • Vestuario, secretaría técnica y directiva salen indemnes de la crisis
Luis Enrique, en el partido ante el Leganés. Imagen: EFE.

El Barcelona consiguió ganar al Leganés, pero ni mucho menos pudo darse un respiro en la crisis en que vive desde el pasado martes, cuando fue goleado en París por el PSG. El escaso juego, el mal rendimiento en el césped y la desesperación de los jugadores se vio de nuevo en el Camp Nou, y Luis Enrique vive en el centro del debate.

El entrenador, pitado por el público y cuestionado (y casi sentenciado) por la prensa, fue claro en la rueda de prensa posterior al partido ante el conjunto pepinero. Pidió que los pitos no fuesen para los jugadores, que solamente se dirigiesen hacia él. El asturiano sabe que todo el problema gira en torno a él, y es que en Can Barça se está convirtiendo al técnico en el principal culpable de una crisis que no solo afecta al banquillo.

Cuenta As que una serie de condicionante provocan esta situación. Los jugadores son intocables (o gran parte de ellos), la directiva ganó las elecciones hace año y medio y el único eslabón débil es el del entrenador, que termina contrato en junio y no ha dejado nada claro si desea continuar. Lo más fácil para la cúpula, en caso de cortar con algo, es con el entrenador. Una situación , la actual, que facilita el estatus de los miembros de la junta.

El contexto está ahí, pero las sensaciones deportivas influyen mucho. La debacle en París hizo caer a Luis Enrique al fondo del abismo. No se percibe ningún plan claro al margen de que Luis Suárez, Neymar y Messi estén enchufados y algunas de sus decisiones no se entienden del todo por aficionados, prensa e incluso sus propios jugadores, como su gusto por André Gomes o el puesto de Sergi Roberto en el lateral derecho.

De esta forma, Luis Enrique se ha convertido en la piñata que recibe la mayoría de los golpes en el Barcelona. El resto de estamentos han salido muy bien parados de una crisis que, en realidad, afecta a todas las áreas del equipo. La falta de una planificación y organización adecuada de la plantilla atañe a la secretaría técnica y a la directiva además de un banquillo ahora en la cuerda floja.

El presidente culé, Josep Maria Bartomeu, aseguraba en la previa del partido que el Barcelona no contempla un plan B y que se hablará con 'Lucho' en abril. Lo cierto es que, a día de hoy, el entrenador se mantiene en una precaria situación. Cada vez con menos apoyos y más críticas en su espalda, Luis Enrique afronta unas semanas clave.

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
Diábolo
A Favor
En Contra

Siempre ha sido el tonto del club

Puntuación 3
#1