Fútbol

Ernesto Valverde, una candidatura trampa para entrenar al Barcelona tras el adiós de Luis Enrique

  • Sampaoli parece tener más opciones, pero la competencia está igualada
  • A favor de Valverde: que termina contrato y su conocimiento del Barça
Valverde da órdenes durante la visita del Athletic al Barcelona esta temporada. Imagen: EFE

En Barcelona se da por sentado que Luis Enrique dejará el Barça cuando termine la temporada. El desgaste con el vestuario, los resultados, la búsqueda de nuevos horizontes... harán que Lucho haga las maletas. Toca buscar sustituto. Dos son los principales candidatos: Jorge Sampaoli y Ernesto Valverde. El primero tiene toda las papeletas. Pero hay varios factores que convierten a Valverde en una opción trampa, con más posibilidades de las que se cree, una vía 'agazapada' para dar el salto definitivo al banquillo del Camp Nou cuando la mayoría de las voces dan más posibilidades al argentino que al 'Txingurri'.

El primer factor es el contractual. Valverde termina contrato esta temporada. El Athletic no ha dejado de presionar para atar su renovación en los últimos meses, pero él, sabedor de que el Barça espera a la vuelta de la esquina, aún no ha dado el paso necesario. Por si acaso los rojiblancos ya tienen plan B: Cuco Ziganda.

Así pues, la llegada de Valverde generaría mucho menos trastornos que la de Sampaoli. El argentino tiene contrato hasta 2018 (el Barça debería abonar su cláusula de rescisión) y en Sevilla no hay sustituto. Más al contrario, están presionando para atar su renovación hasta 2019 para evitar su marcha al Barça o a cualquier otro grande.

El segundo factor a favor de Valverde es su conocimiento del equipo blaugrana, donde militó dos temporadas, entre 1988 y 1990. Su adaptación sería rápida, sin apenas necesidad de tiempo.

El actual técnico del Athletic también maneja a la perfección la política canterana que tanto gusta en la ciudad condal. La ha puesto en práctica en San Mamés y en el Barça la potenciaría ahora que el club parece haberse alejado de la senda de La Masía. Ante el Leganés, por ejemplo, Luis Enrique alineó a 10 extranjeros y sólo un español y canterano. Sergi Roberto fue el escogido.

Factores que dan muchas más opciones de las que parece a un entrenador que ya coqueteó con el Barça cuando el club buscó sustituto a Tito Vilanova y a Tata Martino.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin