Fútbol

Los tres grandes triunfadores del Barcelona en el Clásico contra el Real Madrid

  • Ter Stegen y Sergi Roberto fueron los escuderos de Leo Messi
Ter Stegen, ante Marco Asensio en el Clásico. Imagen: EFE.

El Barcelona consiguió una bola extra en LaLiga Santander con el triunfo sobre el Real Madrid en un Clásico de infarto que se decidió en el último minuto gracias a un gol de Leo Messi. La estrella del Barcelona se coronó, una vez más, en territorio enemigo. Fue el mejor y demostró su poderío, pero no estuvo solo.

Dos figuras emergieron, aunque ensombrecidas en parte por el argentino. Marc-André ter Stegen y Sergi Roberto fueron los escuderos de un Messi que se echó el equipo a la espalda y no solo sudó, sino que sangró para conseguir una victoria que puede ser valiosa a más no poder.

El portero estuvo por encima del resto, al igual que Keylor Navas en el Real Madrid. Si bien Messi decidió en el área rival, el alemán lo hizo en la propia con un total de 12 paradas, el récord en lo que va de liga. Muchas de ellas fueron providenciales, salvando goles blancos.

Tal y como cuenta As, un total de siete acciones blancas fueron frenadas por el meta. Mención aparte merecen las que le hizo a Toni Kroos, un cabezazo de Benzema y un tiro duro de Asensio abajo, donde más duele a los porteros. Un festival que sostuvo al Barcelona en los momentos más decisivos.

Por parte de Sergi Roberto, queda claro que su temporada es una temporada de momentos, y que el Clásico fue uno de ellos. La cabalgada del '20', cruzando más de medio Bernabéu en el descuento, bien ha podido valer una Liga. El saber estar del polivalente jugador culé, una decisión bien tomada que descompuso a su rival...y una contra que hizo mucho daño, tanto que supuso el 2-3 del Barcelona.

El de Reus, en un curso complicado por su estadía en el lateral diestro, se ha aliado con la buena suerte para estar en lugar adecuado en el segundo adecuado. Pasó con el PSG, con un gol recordado en la historia de las remontadas de la Champions League, y también en el Clásico. El buen momento del canterano, que ya ante la Juventus en Turín fue de lo poco destacable, tiene su reflejo en el verde.

Messi, un aparte

Lo de Leo Messi está ya fuera de toda lógica. El argentino, todavía con las señales del golpe contra el suelo en la vuelta de cuartos de Champions ante la Juventus, tuvo un nuevo problema con el codo de Marcelo. Así, con un pañuelo en la boca y sangrando por una herida en un labio, fue capaz de derribar, casi solo, al Real Madrid.

El partido del '10' fue imperial. Dominó todo lo que tocó, creó diferencias en la gran totalidad de las posesiones que disfrutó. Casemiro fue el principal perjudicado, puesto que era el primer y único dique para pararle. Su amarilla ene l 12' y las posteriores ocasiones en las que rozó la expulsión fueron obra del rosarino.

De un total de seis remates, marcó dos goles. El resto fueron ocasiones que obligaron a un espléndido Keylor Navas a salvar los muebles. Los tantos reflejaron la superioridad del que, probablemente, sea el mejor jugador de la historia del fútbol. El primero, un doble regate a Modric y Carvajal que acabó con un disparo seco, abajo, imposible de atajar. El segundo, un tiro 'marca de la casa', esperando el momento justo para aparecer en la frontal, con la cabeza fría en un instante de una tremenda responsabilidad.

Su reivindicativa celebración, con la camiseta mostrada al respetable, quedará como una de las imágenes del año en el mundo del fútbol. Un partido redondo cerrado con un broche de incontables quilates. Simplemente, Leo Messi.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Pobresitos
A Favor
En Contra

De ilusión tambien se vive después de la champions.

Puntuación -2
#1