Fútbol

El caso Sandro desnuda de nuevo las vergüenzas de la dirección deportiva del Barcelona

  • El jugador quedó libre el 20 de mayo de 2016 sin que el Barça lo supiera
  • Dos días después trataron de atarlo, pero ya había expirado el plazo
  • Ahora no podrá repescar al canario, que apunta al Atlético por 6 millones
Sandro celebra el gol que le hizo al Barça, su ex equipo, en la derrota culé en La Rosaleda. Imagen: EFE

Sandro Ramírez, delantero del Málaga, ha desnudado la última carencia de la dirección deportiva del FC Barcelona tras casos como el de Thiago Alcántara o la salida a coste cero de Dani Alves. El delantero, uno de los hombres más en forma del tramo final de LaLiga, una perla del mercado estival (apenas cuesta 6 millones) abandonó el Camp Nou por un error en los cálculos temporales de los directivos blaugrana.

Cuenta el diario Marca que Sandro terminaba contrato la pasada temporada con los culés el 20 de mayo de 2016, no el 30 de junio, como suele ser costumbre. La anomalía en el vínculo entre el canario y los culés era de conocimiento del propio jugador y de su agente, Ginés Carvajal.

Ambos decidieron, por bien del futbolista, no recordarle la fecha al club. Es decir, dejar pasar el 20 de mayo y, en caso de que no les llamaran, marcharse del Camp Nou en busca de un destino mejor donde sacar todo el potencial.

Llegada la noche del 20 de mayo, las llamadas entre Ginés Carvajal y Sandro fueron constantes. Uno le preguntaba al otro si el Barça se había puesto en contacto con alguno de los dos para tratar la ampliación de contrato. Nada. Y así pasó el día hasta que el reloj marcó las 00:00. Ya era 21 de mayo y la comunicación culé jamás llegó. Sandro era libre para decidir su futuro.

Lo curioso es que, un par de días después, el Barça llamó a Sandro para interesarse para establecer alguna fórmula que permitiera al club repescarlo si, al salir del Camp Nou, despuntaba. Algo parecido a lo que pasará este verano con Deulofeu, ahora en el Milan.

Cuando el jugador y su agente les dijeron al Barça que la fecha había pasado, y que no había nada que hablar, en el club alucinaron. Nadie en el club era consciente de que Sandro finalizaba su vínculo el 20 de mayo. Así las cosas, el jugador dio carpetazo a su etapa culé y buscó un nuevo equipo con dos premisas: que tuviera un contrato elevado y una cláusula baja.

Y fue así como firmó por el Málaga que ahora lo venderá por su cláusula, 6 millones de euros (lo quiere el Atlético), de los que el Barça sólo percibirá los derechos de formación. Ni opción de tanteo, ni de recompra, ni nada. Todo por un nuevo despiste en la dirección deportiva culé.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

JORDI
A Favor
En Contra

Hay que saber distinguir entre un buen jugador, y un jugador de los mejores del mundo.

Puntuación 0
#1
jose manuel
A Favor
En Contra

Joder, pues menuda metedura de pata. Con la temporada que ha hecho este año, si lo hubiesen repescado, no creo que valga menos de 20 kilos a dia de hoy.

Y pagaron más de 30 por Alcácer!!!!

Puntuación 1
#2