Buscar

Jugadores, 19 títulos y la afición dicen "hasta siempre" al Vicente Calderón

EFE
21/05/2017 - 20:16

Madrid, 21 may (EFE).- El Atlético de Madrid dijo "hasta siempre" al estadio Vicente Calderón tras el último partido de Liga de su historia, presentando sobre el césped a los protagonistas de los equipos de los últimos 51 años, que portaron los 19 títulos logrados por el club desde que llegó al estadio del Manzanares.

La victoria por 3-1 ante el Athletic de Bilbao, con un significativo doblete de Fernando Torres y otro gol del argentino Ángel Correa, tuvo continuidad en el homenaje planteado por el club a los protagonistas del cincuentenario estadio rojiblanco, que tiñó su césped de rojo y blanco, rodeando la foto de familia de los ídolos de esta etapa del Atlético, que cerró la tarde.

El homenaje comenzó, nada más pitar el colegiado Xabier Estrada Fernández el final del duelo liguero, con el portugués Tiago Mendes como objeto de la ovación del estadio en su último partido de rojiblanco, que terminó con una fotografía con todos sus compañeros.

A continuación, la primera plantilla rojiblanca hizo un pasillo para homenajear al equipo femenino, campeón de la Liga Iberdrola por primera vez en su historia, que dio una vuelta de honor al estadio y recibió el cariño de la afición para terminar haciéndose la fotografía como campeonas sobre el césped del Manzanares.

Ya para entonces se habían preparado las tiras rojas y blancas que se iban a desplegar posteriormente sobre el césped, cuando el club puso en los videomarcadores un audiovisual que repasaba toda la historia del club.

La fundación como sucursal del Athletic de Bilbao en 1903, la fusión con el Aviación Nacional y las primeras dos Ligas, el paso del Metropolitano al Vicente Calderón, los futbolistas que pasaron por él, el 'Doblete' de Liga y Copa del Rey de 1996 y entrenadores como Luis Aragonés y Diego Simeone protagonizaron el audiovisual.

"Nos vamos al estadio Wanda Metropolitano. Vuestra pasión ha hecho que Calderón sea más que un campo. Esto no es un adiós, es un seguimos adelante que se resume en un solo grito: Aupa Atleti", indicó el club a través de la locución que acompañaba al vídeo, de unos cinco minutos de duración.

Comenzó entonces el homenaje a los futbolistas de 51 años del Calderón. En representación de los ganadores de la Liga 1969-70, Isacio Calleja y Roberto Rodríguez 'Rodri' saltaron al césped vestidos con camisetas actuales y portando el trofeo de ese título.

Iselín Santos Ovejero y Aramando Ufarte trajeron la Copa de 1972; Javier Irureta y José Eulogio Gárate la Liga de 1972-73; Adelardo Rodríguez y Rubén 'Ratón' Ayala la Copa Intercontinental de 1975 -recibida con gritos dedicados al difunto Luis Aragonés-, Marcelino Pérez, Ignacio Salcedo y José Luis Capón trajeron la Copa 1976.

La Liga 1976-77 fue portada por los brasileños Luiz Pereira y Joao Leiva 'Leivinha'; la Copa de 1985, Clemente Villaverde y Miguel Ángel Ruiz; la Supercopa de ese mismo año fue traída por Juanjo Rubio y Roberto Simón Marina.

Ya en los años 90, Manolo Sánchez y Juan Vizcaíno trajeron la Copa 1991; Abel Resino y el portugués Paulo Futre la Copa del siguiente año y tras ella se produjo el recuerdo previsto por el club para Luis Aragonés, ganador de aquel trofeo como entrenador.

El 'Doblete' de 1996 llegó de la mano de José Francisco Molina y el serbio Milinko Pantic, que trajeron la Copa; y Roberto Solozábal, Santi Denia y José Luis Pérez Caminero, que hicieron lo propio con la Liga.

El portugués Simao Sabrosa y el brasileño Paulo Assunçao trajeron la Liga Europa 2009-10; Álvaro Domínguez y el colombiano Luis Amaranto Perea portaron la Supercopa de Europa de ese año; Gabi Fernández y Antonio López entregaron la segunda Liga Europa, la del curso 2011-12.

Juanfran Torres y el brasileño Filipe Luis trajeron la Supercopa de Europa de 2012; la Copa del Rey 2013 fue traída por Koke Resurrección y el portugués Tiago Mendes; y la Liga 2013-14 vino de la mano de los uruguayos Diego Godín y José María Giménez.

El último trofeo hasta la fecha, la Supercopa 2015, fue portada por Miguel Ángel Moyá, Saúl Ñíguez, el esloveno Jan Oblak y el francés Antoine Griezmann, cuya entrada interrumpió el homenaje cuando coreaban sus nombres.

El resto de los jugadores de la actual plantilla fueron presentados uno a uno, con el último lugar para Fernando Torres, bigoleador en la tarde de este domingo y coreado por el estadio cuando entró acompañado por sus tres hijos al césped del Calderón.

El siguiente homenaje fue para el cuerpo técnico rojiblanco, con el entrenador argentino Diego Pablo Simeone como el último en ingresar.

Con todos los futbolistas, históricos y actuales, sobre el campo; llegó el turno para la afición, con veinte aficionados que portaron una bandera rojiblanca gigante con el escudo en su interior, que se ubicó en el círculo central.

Fue en ese momento cuando se entonó el himno y comenzaron a desplegarse las tiras de tela rojas y blancas sobre el césped, que cubrieron dos tercios del campo de los colores del Atlético.

El socio número uno del Atlético, José Luis Rodríguez, fue el último en colocarse en la foto para la historia del cierre del Calderón, con los 19 trofeos de estos 51 por delante en unas peanas con la inscripcion 'Hasta siempre, Calderón'.

El primero en tomar la palabra fue el 'ingeniero del área', José Eulogio Gárate, que calificó el momento como "inolvidable" y dijo que le causaba "una grandísima emoción".

"El Atleti es la afición, los jugadores, los empleados, la directiva y llevamos 113 años, ni más ni menos. Son muchos años, que terminan con un recuerdo permanente a todos los que nos han precedido, tanto directivos como aficionados como jugadores, a todos muchas gracias", dijo el delantero rojiblanco de 1966 a 1977.

El actual capitán rojiblanco, Gabi Fernández, aseguró que este domingo "no muere un estadio, sino se crea una leyenda" y dijo que esperan "escribir una nueva historia" en el nuevo Wanda Metropolitano.

"Agradeceros a todos cómo habéis honrado este escudo, no nos habéis dejado solos, y me quedo con la imagen de la derrota del otro día (la eliminación de la Liga de Campeones ante el Real Madrid en semifinales). La derrota nos ha unido más, eso es el Atlético de Madrid", cerró Gabi.

El último turno de palabra fue para el entrenador argentino Diego Simeone, artífice de los últimos cinco años de éxitos rojiblancos que agradeció a todos los que construyeron el "maravilloso momento" actual del club y terminó con un elogio y una confirmación.

El elogio fue para la afición: "Para ustedes la palabra sentimiento es algo muy profundo. Los demás equipos pueden tener más dinero, alguna copa más que nosotros, pero nunca van a poder igualar el sentimiento que tienen ustedes por este club", aseguró Simeone.

La confirmación fue la de su continuidad la próxima temporada, la primera en el nuevo estadio.

"Los periodistas me preguntan continuamente si me voy a quedar: sí, me voy a quedar. ¿Y saben por qué me voy a quedar? Porque este club tiene futuro, el futuro somos nosotros", acabó Simeone, acallado por los aplausos.

La foto de familia, el himno en sus diferentes versiones, los abrazos, los niños que jugaban entre las telas rojiblancas y reconocían los escudos dieron el cierre a 45 minutos de homenaje al cincuentenario estadio Vicente Calderón, que cerrará sus puertas a finales de 2017 y hoy vivió su último partido liguero.

Al viejo Manzanares le quedarán todavía la Copa del Rey que el próximo sábado disputarán el Barcelona y el Alavés; y el 'Final de Leyenda' con exjugadores rojiblancos frente a un combinado de estrellas internacionales de hoy y ayer. Las últimas despedidas del Vicente Calderón.