Fútbol

El Girona desperdicia su primera oportunidad para ascender a Primera tras caer ante el Nástic

El Gimnàstic salió de las posiciones de descenso y aplazó el ascenso directo del Girona en el Nou Estadi, tras una espectacular victoria (3-1) en un partido en el que remontó una diana de Maffeo con goles de Uche, en dos ocasiones, y Manu Barreiro.

Si el Nàstic ha salido del descenso y queda como equipo que marca esta línea, al Girona sólo le falta un punto para lograr por primera vez en sus 87 años de vida un ascenso directo que se le está resistiendo por un final de temporada más que accidentado, con numerosas derrotas.

No obstante, 32 segundos tardó el Girona en demostrar que el ascenso a Primera es algo más que una obsesión. Maffeo aprovechó un mal despeje de Xavi Molina para cruzar un balón imposible para Manolo Reina, ante la pasividad de un desaparecido Mossa en el lateral izquierdo (0-1).

Despertó el Nàstic tras diez minutos en que se mantuvo grogui sobre el campo tras el mazazo recibido. Valentín, en el carril diestro, propuso todo el peligro en ataque y Juan Delgado fue el primero en avisar la meta defendida por Bono.

Juan Muñiz tuvo una clara, en el minuto 25, después de una jugada personal que tan sólo pudo detener un espléndido Bono, que aguantó a la perfección la internada del joven centrocampista asturiano.

El Girona aguantaba a la expectativa de una contra para mostrar todo su poderío ofensivo con un Mojica, en el carril izquierdo, que desplegó toda su fuerza física para batirse en duelo una y otra vez con un Gerard Valentín, que aguantó hasta la extenuación la velocidad del colombiano.

Sin más movimientos en el marcador, el partido se fue el descanso sin ocasiones claras de gol, pero con la sensación de que el Girona, en cualquier momento, podía decidir con otro gol el ascenso de categoría.

La reanudación empezó con un Nàstic lanzado al ataque dejando espacios a la contra al Girona, que encontró su primera ocasión, en el 48, tras el saque de un córner que Alcalá, solo en el área pequeña, no supo definir en gol.

Pero el tanto llegó para las filas locales, tras un potente salto de Manu Barreiro, que conectó con la cabeza un preciso centro de Ike Uche (1-1).

Apareció Uche para firmar el segundo para el Nàstic, en el minuto 60, con un potente disparo raso que descolocó al guardameta visitante por su inesperada ejecución (2-1), y para enloquecer a un Nou Estadi lleno hasta la bandera.

El tercero llegó tras una jugada espectacular de Manu Barreiro, que se deshizo de todos los defensores que encontró, para asistir, con ayuda de la defensa gerundense, a un Ike Uche que se revolvió en el área y superó a Bono (3-1).

El cuarto, de Manu Barreiro, no subió al marcador por fuera de juego cuando el estadio se venía abajo para celebrar lo que ya parecía una victoria incontestable para un conjunto necesitado y capaz de remontar un resultado adverso.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
arrow-comments