Fútbol

El TAS no levanta la sanción de FIFA al Atlético de Madrid: no podrá fichar este verano

  • El Atleti no podrá inscribir ningún jugador hasta el 1 de enero de 2018
  • Puede optar por la vía Barça: fichar y dejar sin jugar hasta entonces
  • El estreno en el Metropolitano se hará sin caras nuevas, salvo cedidos
Simeone no podrá contar con refuerzos estivales para la próxima temporada. Imagen: Reuters

El Atlético de Madrid no podrá fichar este verano. El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS en sus siglas en francés) no le ha levantado la sanción que FIFA le impuso por violar la normativa del organismo sobre el fichaje de menores.

El anuncio aún no es oficial, pero, según varios medios deportivos de la capital, el club colchonero y el bufete de abogados alemán que ha llevado el caso para la entidad ya han recibido el anuncio. Lo han hecho a primera hora de la mañana. 

Este castigo le imponía un veto durante dos ventanas del mercado de traspasos. La primera ya la cumplió el pasado mes de enero. La siguiente es la que se abre el 1 de julio y termina el 31 de agosto de este 2017.

En ese periodo (y hasta que se abra el mercado invernal el 1 de enero de 2018) los colchoneros podrán fichar jugadores, pero no inscribirlos. Algo parecido a lo que le sucedió al Barça con Arda Turan o Aleix Vidal. Ambos fueron adquiridos el verano de 2015, pero no jugaron con la camiseta culé hasta enero de 2016.

Así pues, el Atlético jugará su primera media temporada en su nuevo estadio, el Wanda Metropolitano sin jugadores nuevos. Los únicos 'refuerzos' con los que contará serán los cedidos que regresen al equipo tras sus periodos de préstamo a otros conjuntos.

Los de Simeone tenían en su agenda seis grandes refuerzos que deberán esperar a la temporada que viene o, en el mejor de los casos, contratar ahora y dejarlos en 'stand-by' hasta el 1 de enero de 2018.

Esta resolución también es relevante para definir la postura del club con respecto a las salidas. La de Antoine Griezmann es la más relevante.

El delantero francés ya ha dicho a la directiva que se quiere ir al Manchester United. El Atlético estaba esperando la resolución del TAS para saber qué postura adoptar. Ahora que saben que no podrán fichar, es previsible que el club se cierre en banda y se aferre a su cláusula de rescisión (100 millones) para retenerlo. Su adiós sin opción alguna de traer sustitutos sería un duro golpe para la entidad que ha jugado, hasta esta temporada, en el Vicente Calderón.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin