Fútbol

Al Barcelona de Bartomeu le cuesta fichar sus primeras opciones por 'regatear' a los clubes propietarios

  • La política de que alcanzar primer un acuerdo con el jugador fracasa
  • Los clubes 'vendedores' se enfadan y provocan posturas duras
  • Desde 2014 los culés no hacen fichajes de peso que ilusionen
Verratti, a la derecha, durante un partido de Roland Garros disputado a principios de junio. Imagen: Reuters

El FC Barcelona se enfrenta a un nuevo verano de primeras opciones frustradas. No es la primera vez que sucede. Este curso los blaugrana se han lanzado a reforzar dos posiciones por encima del resto: mediocampista creativo y lateral derecho. Para la primera quiere a Verratti. Para la segunda, a Bellerín. En el caso del primero su llegada al Camp Nou está muy complicada. En el caso del segundo, casi imposible. La política del club de acordar primero pactos con sus objetivos para luego lanzarse al fichaje con el club de origen no está dando sus frutos. Más bien todo lo contrario.

Hoy recuerda el diario Marca que esta esta estrategia, que pretende que los clubes 'vendedores' acepten vender a sus jugadores por la presión que estos ejercen, lejos de ser eficaz, se está tornando muy ineficaz porque esos equipos se enfadan hasta tal extremo, que cierran cualquier puerta a un traspaso.

Es lo que ha pasado con el caso Bellerin. Aunque el Arsenal necesita vender jugadores, no ha gustado nada en Londres que el jugador negociara a sus espaldas con los culés. De ahí su negativa de venderlo al Camp Nou. Con Verratti el caso es parecido con el añadido de que el PSG no necesita vender. Es decir, que se puede permitir el lujo de mandar a la grada al italiano antes que venderlo si así lo desea.

Eso hace que se activen alternativas poco atractivas que no tienen mucho que ver con los primeros 'espadas'. Paulinho, el brasileño del Ghuanzou Evergrande, es el mejor ejemplo de ello. Su fichaje taparía el de Verrati y no contentaría los deseos de la afición. Algo parecido sucedió el curso pasado cuando Paco Alcácer, André Gomes o Umtiti llegaron al Camp Nou en lugar de Nolito, Pogba o Laporte. Sólo en el caso del útlimo, de Umtiti, el rendimiento ha sido bueno.

Las limitaciones económicas del Barça tampoco ayuda a los culés puedan lanzarse a por alternativas más potentes después de que los primeros objetivos se caigan de la lista. Una situación que impide, desde hace tres veranos, que lo culés se hagan con fichajes realmente ilusionantes. Desde la revolución de 2014 (Luis Suárez, Ivan Rakitic, Ter Stegen, Claudio Bravo...) el Barça no hace fichajes de peso capaces de remover los cimientos de un equipo que este año ha dado muestras de debilidad.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Elo
A Favor
En Contra

No tienen un duro

Puntuación 2
#1