Fútbol

La startup que busca al nuevo Leo Messi con juegos de neurociencia

  • Un software creado por una empresa holandes revoluciona el 'scouting'
  • Aportan juegos de neurociencia para captar talentos desapercibidos
Leo Messi, en un entrenamiento con el Barcelona. Imagen: Reuters.

Muchos consideran a Leo Messi el mejor jugador de la historia del fútbol. En su particular duelo con Cristiano Ronaldo, el del Barcelona ha ido derribando barreras y mitos de hace décadas para cargar de razones a los que defienden que, en el deporte rey, no ha habido nadie como él. Otros, en cambio, se olvidan de este hecho y ya se centran en descubrir qué persona será la que herede el legado del '10' rosarino.

Según informa Bloomberg, una startup creada por el periodista Eric Castien y el profesor experto en neurociencia cognitiva Ilja Slitge, BrainsFirst, trata de buscar a las próximas estrellas del fútbol mundial. Para ello, se centra en lo que nadie busca a primera vista, se aleja de lo superficial y pretende captar afinidades para el deporte ocultas en los seres humanos a través de una serie de juegos de neurociencia.

Mediante una secuencia de unos 45 minutos de ejercicios que van desde recordar qué cuadros de un panel se iluminaron segundos antes a reaccionar ante estímulos en la pantalla, el software trata de conseguir que la persona objeto de estudio alcance las cotas máximas de concentración y de tomar decisiones en tiempo récord.

La idea ha llamado la atención a diferentes agentes del fútbol europeo, que han desembolsado hasta 70.000 euros por un año de licencia de este software para 'pescar' a las próximas promesas del futuro. En Holanda, hogar de la startup (Slitge es profesor de la Universidad de Ámsterdam), dos de los clubes más punteros, Ajax y PSV, han probado el sistema, que encaja en la idea de formar jugadores propios en academias antes que ficharlos del extranjero. Con esta herramienta, las escuadras quieren optimizar el gasto (que por año puede llegar a los 75.000 euros por jugador) y elegir mejor sus inversiones a nivel de fútbol base.

BrainsFirst aspira a obtener 500.000 euros de beneficio el próximo curso y ya ha desembarcado en otros deportes como el tenis, el hockey hierba y el voleibol. Sin embargo, no todas las voces son tan optimistas.

El experto en 'management' y en psicología de las organizaciones Frederick Morgeson, de la Universidad de Michigan, aclara que, por el momento, no se han demostrado las bondades de este método. También se cuestiona que el software no se haya patentado ni que la cabeza pensante del sistema, Ilja Slitge, haya escrito algún artículo para presentar a su hijo. Unas dudas que el propio Slitge trata de borrar asegurando que sus juegos de neurociencia están validados y que, con su uso, ha sido capaz de adivinar hasta la edad de la persona estudiada analizando solamente sus datos con una comparación con otros sujetos.

Otros testimonios sí refuerzan el relato de Slitge y Castien. Bram Meurs, formador de jugadores y psicólogo deportivo, asegura que BrainsFirst ayudó a un joven futbolista a relzanzar su carrera cambiando de posición en el césped. Kees Vos, director de la importante agencia Amsterdam's Sports Entertainment Group, defiende que, con el uso de este software, la empresa ha podido esquivar inversiones fallidas y han podido concentrar sus esfuerzos económicos en opciones mucho más rentables, es decir, en jugadores con un potencial que sí se ha demostrado.

Una nueva ventana para atar diamantes aún por pulir aparece en el horizonte. El próximo Messi puede estar un paso más cerca. 

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin