Buscar

Kiko Casilla se juega su futuro en el Real Madrid en el derbi ante el Atlético

16/11/2017 - 11:35
  • Su actuación en los últimos partidos ha despertado dudas en el Madrid
  • La sombra de Kepa planea alargada ante las incertidumbres de Casilla
Kiko Casilla, durante un partido de la pasada temporada. Imagen: EFE

El Real Madrid se juega mucho el sábado ante el Atlético de Madrid. En el plano colectivo, la posibilidad de no desengancharse de la lucha por el título. Perder supondría, en el mejor de los casos, seguir a 8 puntos del Barça. En el peor, quedarse a 11. Pero también hay otras cosas en juego en el Wanda Metropolitano. En el plano individual, Kiko Casilla se juega su futuro.

El portero catalán jugará, salvo sorpresas, de titular. Keylor Navas no está aún recuperado para ser titular. En el mejor de los casos, podría completar la convocatoria. Así que Casilla jugará de inicio.

Palabras mayores con la sombra de Kepa Arrizabalaga planeando por el Bernabéu. En la capital no se descarta ficharlo incluso en el mes de enero. Todo dependerá de un proceso de renovación que ayer sufrió un vuelco.

El Athletic prometió al guardameta que le daría lo que pedía. Que el Real Madrid decida activar (si al final no se da la renovación) el fichaje inmediato del joven 'león' dependerá no sólo de la situación de Kepa, sino del rendimiento que ofrezca su actual portero reserva, no muy acertado estos días que ha tenido que ponerse entre palos por la lesión de Navas.

En Londres, ante el Tottenham, Kiko no fue una versión salvadoras como sí lo fue Keylor en el partido del Bernabéu. El costarricense lo paró todo. Hasta lo que parecía imparable. Es lo que se exige a cualquier portero merengue. Y por ahora Casilla no lo está ofreciendo.

Hace un año sí que fue una versión mejorada de él mismo. Incluso Zidane abrió el debate de quién debía jugar, si él o el teórico titular. Pero aquello pasó y en el Bernabéu se cuestionan qué hacer con la meta.

Si ante el Atlético, ofreciera una versión solvente, sus opciones de fichar otro meta en enero o incluso en la próxima temporada, podrían replantearse. Lo contrario sería un empujoncito hacia el precipio de salida del Bernabéu.

Comentarios 0