Buscar

Arbitraje surrealista en el Valencia-Barça: del gol fantasma de Messi a la no-amarilla de la peluca de Rodrigo

27/11/2017 - 9:07
  • Iglesias Villanueva hizo un mal partido coronado con la acción del gol fantasma
  • Amagó con sacar amarilla a Rodrigo por celebrar su gol con una peluca
  • Se guardó la tarjeta y luego se la sacó por una entrada: podría haber sido expulsado
Messi protesta al asistente de Iglesias Villanueva durante el Valencia-Barça por el gol anulado. Imagen: Reuters

Iglesias Villanueva, el colegiado del Valencia - Barcelona, perpetró una de las peores actuaciones arbitrales en lo que llevamos de Liga. Y casi todas sus decisiones erróneas perjudicaron al líder, al Barça. Fallos que tuvieron en el (clarísimo) gol fantasma de Messi su decisión controvertida pero no la única. Otras rozaron incluso el surrealismo.

El caso de la peluca de Rodrigo Moreno es el más llamativo. Incomprensible a ojos del reglamento y de lo que se vio sobre el césped de Mestalla.

El delantero hispano-brasileño marcó el 1-0 y para festejarlo se puso una peluca naranja en homenaje a Jaime Ortí, expresidente del Valencia fallecido recientemente y cuya imagen luciendo este complemento carnavalesco se hizo famoso en los festejos de una de las ligas que ganó bajo su mandato.

Con el reglamento en la mano, Iglesias Villanueva debía haberle sacado amarilla. Y así lo pensó él. Cuando el delantero festejaba el gol con Zaza, con la peluca puesta, a un par de metros del árbitro, el trencilla se echó la mano al bolsillo, sacó la amarilla para enseñársela... pero no lo hizo.

Se la guardó, se dio media vuelta y 15 minutos después cuando Rodrigo hizo una clara falta que le valió la cartulina no lo expulsó... simplemente porque esa primera amarilla jamás había existido. Debería haberla mostrado pero se arrepintió.

En pleno partido, teles y radios pensaban que sí se la había sacado antes. De hecho, en varias páginas web que suministran servicios de seguimiento de partido se la habían apuntado.

Un sinsentido que se unió, por ejemplo, al de las medias de Garay. El futbolista argentino se hizo un par de boquetes a la altura de los gemelos para liberar la presión que genera la prenda. Eso está prohibido. Pero Iglesias Villanueva lo permitió... hasta el minuto 51, cuando le ordenó cambiárselas. ¿No lo había visto antes? Eso parece.

En todo caso, interrumpió el juego durante un buen rato para malestar del jugador. Claro que para malestar el de los jugadores del Barça que le protestaron por el gol fantasma que no dio a Messi. Todos la vieron dentro menos él y su asistente. Un notable desatino que le costó ayer dos puntos a los blaugrana en uno de los partidos más importantes de la temporada.

Comentarios 3

#1
27-11-2017 / 12:20
Messianico
Puntuación -1

Para mi ...la pelota no entró...no fue gol..

#2
27-11-2017 / 12:44
un ciudadano
Puntuación 2

es mayor fallo lo del gol que no te conceden o otro que te anulan por fuera de juego que no es tal el fuera de juego, por que parece que esto tiene mas repercusion de lo normal que es que todas semanas se anulan goles que deberian ser legales

#3
27-11-2017 / 17:52
fernando
Puntuación 2

#1

El para mí no vale, es completamente subjetivo y muchas veces tendencioso; el dato objetivo es lo que ve la cámara y a través de la cámara todos vimos, menos tú, que la pelota entró claramente en la portería.