Fútbol

El viejo plan B del Real Madrid golea a los actuales suplentes y deja en evidencia a Zidane

  • El rendimiento de la segunda unidad baja con respecto a la temporada pasada
  • Zidane tampoco da a los nuevos suplentes tantas oportunidades
Marcos Llorente trata de frenar a Cristobal, del Fuenlabrada, en el partido de anoche en el Bernabéu. Imagen:EFE

El Real Madrid tiene un nuevo plan B. Y dicen los resultados (por no hablar de las sensaciones futbolísticas) que es mucho peor que el que desplegó la temporada pasada Zidane para ganar la Liga y hacer descansar al plan A cara a los grandes duelos de la Champions.

La última prueba fue el partido que anoche empató frente al Fuenlabrada en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. El modesto de Segunda B estuvo a punto de hacer hincar la rodilla al gigante de Primera con el plan B (y algunos restos del plan A) sobre su terreno de juego.

Cuatro jugadores estuvieron por detrás de lo esperado (Theo, Ceballos, Llorente y Achraf) y sólo Mayoral, con sus dos goles, dio el rendimiento que de él se esperaba.

Con las excepciones de los canteranos Óscar y Franchu, ambos excluibles de los análisis más críticos el resto o suspendió, o rozó el aprobado por poco. Nada que ver con el vigor de los suplentes del año pasado. Aquel once estaba formado por Casillas; Danilo, Nacho, Pepe, Coentrao; Lucas, Kovacic, Isco, James; Asensio y Morata, con Mariano como posible alternativa a la delantera.

Algunos de estos futbolistas pasaron a ser primera unidad, como Isco. Otros andan a medio camino, como Asensio. Los menos, han desaparecido tras reducir su nivel (Lucas) y el resto, simplemente se ha ido, como Danilo, Pepe, James o Morata, los futbolistas que lideraron las protestas de Cristiano después de la derrota de Wembley ante el Tottenham.

Nada que ver ese equipo con el actual plan B, con Casilla, Achraf, Nacho, Vallejo, Theo; Lucas, Kovacic, Llorente, Asensio; Mayoral y Bale.

Un once que apunta, salvo excepciones como, Bale, Asensio y Kovacic, a tener menos peso que el anterior y al que, para colmo, Zidane está dando menos rodaje. Esa ausencia de minutos se deja notar en el rendimiento cuando les toca jugar y también en el cansancio del plan A, que se acumula sin que parezca haber alternativas para que descansen manteniendo un buen rendimiento.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin