Fútbol

El peor Copenhague de la era Solbakken: frágil atrás y descartado en la liga

Copenhague, 11 dic (EFE).- El Copenhague, rival del Atlético de Madrid en dieciseisavos de Liga Europa, pasa por uno de sus momentos más difíciles en su década y media de dominio del fútbol danés, la peor etapa de la brillante era del técnico noruego Ståle Solbakken.

Nunca antes el entrenador más laureado del club -con 6 ligas y 4 copas en dos etapas, 2006-2011 y desde 2013 hasta ahora- había tenido una primera parte de la temporada tan gris, sobre todo en la competición casera, donde el club que suma diez de los últimos quince títulos está virtualmente descartado.

El FCK -como se le conoce popularmente en el país nórdico por las siglas de su nombre en danés, F.C. København- es sexto con 25 puntos, a 17 del líder provisional (el Brøndby, su gran rival) y después de haber sumado ya siete derrotas en 19 partidos.

Poco queda del equipo que la pasada campaña hizo doblete, dominó con autoridad la liga, dejándola sentenciada antes de la ronda final -sistema inspirado en el modelo de los Países Bajos-; acumuló plusmarcas de encuentros sin perder en casa y llegó por primera vez a octavos de Liga Europa tras una notable Liga de Campeones.

La solidez defensiva que exhiben los equipos de Solbakken se ha evaporado -ha encajado 25 goles en 19 partidos en liga- y ya suma dos derrotas en su campo, el Parken, hasta no hace mucho un fortín.

Solo en Europa ha aprobado el equipo, logrando por cuarta ocasión el pase a dieciseisavos, un éxito a medias por la debilidad de su grupo (Lokomotiv, Sheriff y Zlín) y que no compensa la decepción por caer en la previa de Liga de Campeones contra el Qarabag, un rival en teoría asequible para el campeón danés.

El bajón en rendimiento se explica a medias por la pérdida de varios jugadores claves como el capitán y mediocentro Thomas Delaney (Werder Bremen), el central "Zanka" Jørgensen (Huddersfield) y el goleador Cornelius (Atalanta); y las lesiones de otros titulares como el internacional paraguayo Santander o el zaguero Johansson.

Solbakken, que tiene poder directo sobre la compra y venta de jugadores, tampoco ha acertado con los fichajes, en especial con la pareja de zagueros -el checo Lüffner y el eslovaco Vavro-, objeto de las críticas de una afición impaciente

"El entrenador, cuerpo técnico y plantilla más caros del país: !demostrad vuestro valor!", rezaba en una pancarta exhibida en el fondo de los ultras en uno de los últimos partidos en casa.

El parón invernal de varios meses -la liga danesa no se reanuda hasta principios de febrero- que suele lastrar a los equipos del norte de Europa en las eliminatorias europeas parece en cambio esta vez muy oportuno para un equipo que necesita recargar pilas y que podría hacer algún refuerzo en la zaga.

El actual Copenhague conserva no obstante algunas de los rasgos de los equipos de Solbakken, como su peligrosidad a balón parado, aunque le falta fiabilidad y se ha sostenido gracias a detalles de los interiores Verbic y Falk y del joven ariete chipriota Sotirius.

Pese a su mal momento el equipo ha mantenido su habitual solidez en casa en torneos europeos -2 victorias y un empate-, que se refleja en un dato llamativo: en 12 partidos en fase de grupos solo el Real Madrid ha ganado en Parken, algo que no pudieron hacer ni el Barcelona, ni el Juventus, ni el Manchester United, entre otros.

Pero no ha sido capaz de derrotar todavía a ningún equipo español, ni en casa ni a domicilio, en casi una docena de enfrentamientos, aunque rascó un empate en Mestalla en la antigua Uefa (2008-2009) y en Parken contra el Barcelona (2010-2011) que luego se proclamaría campeón.

El Copenhague cumple 25 años de existencia, aunque tiene en realidad un pasado centenario: nació en 1992 de la fusión de dos históricos del fútbol danés, el Kjøbenhavns Boldklub (KB) y el Boldklubben 1903 (B 1903), 22 títulos de liga entre ambos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin