Fútbol

La Junta general del Sevilla aprueba cuentas con un beneficio neto de 23,4 millones

Sevilla, 11 dic (EFE).- La junta general de accionistas del Sevilla, que se celebra esta tarde, aprobó las cuentas del ejercicio 2016-17, que presentan un beneficio neto de 23,4 millones de euros, y también prevé dar luz verde a un reparto de dividendos y al presupuesto para esta campaña, que superará los 200 millones.

El 62,84 por ciento del capital representado en la junta aprobó las cuentas y el informe expuesto por el presidente, José Castro, mientras que el 36,66 % votó en contra y se produjo una abstención del 0,5 %.

Según informó la mesa al iniciarse la reunión, la representación en la sala rondó las 74.000 acciones, lo que supone un porcentaje del 71,5 % del capital social de la entidad, y aproximadamente un tercio de las mismas están en manos del expresidente José María del Nido, que asistió a la junta después de ausentarse en las tres últimas.

Del Nido, que goza de un régimen penitenciario atenuado mientras termina de cumplir una condena, abandonó la presidencia del Sevilla en diciembre de 2013 y ha intentado en los últimos meses recabar apoyos entre los accionistas para desbancar a su sucesor, José Castro.

El expresidente sevillista, en su primera intervención, felicitó al consejo de administración "por los números", pero criticó la gestión y anunció su voto negativo a las cuentas y a propuestas como repartir dividendos entre los accionistas y aprobar sueldos para algunos consejeros, además de abogar por hacer "un nuevo Ramón Sánchez Pizjuán" con capacidad para 60.000 espectadores.

Al comienzo de la junta, en su informe de gestión, Castro resaltó que el Sevilla presenta un beneficio neto de 23.493.000 euros, después de impuestos, sobre una cifra de negocios de 137,7 millones, y anunció que en el presente ejercicio superará "por primera vez los 200 millones en ingresos totales, una verdadera bestialidad".

El dirigente blanquirrojo también anunció que el Sevilla se va a convertir, la próxima primavera, en "el primer club de Primera que reparta dividendos", 15 euros por cada acción, y achacó esta "bonanza a la estabilidad", sin la que "es complicado que las cosas salgan bien".

José Castro, que admitió "errores" en su gestión, pidió "que la exigencia no impida poner en valor el brioso presente" del Sevilla, un club que "no es el Real Madrid, el Barcelona ni el Atlético" y que "ni siquiera tiene el potencial económico del Valencia".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin