Fútbol

Así fue la provocación de Mourinho que provocó la pelea a botellazos entre Manchester United y Manchester City

  • Mou pidió enfadado al City que festejara con menos ímpetu su triunfo
  • Dijo algo en portugués que encendió a Ederson, el portero del City
  • Alguien del City también insultó a Ibra y eso acabó de provocar la bronca
Mourinho da instrucciones a Lukaku durante el derbi ante el City. Ambos estuvieron implicados en la bronca post partido. Imagen: Reuters

Old Trafford albergó el pasado domingo un derbi que fue noticia por el triunfo del Manchester City sobre el Manchester United... o al menos eso parecía. El 1-2 con el que el conjunto de Pep Guardiola blindó el liderato, 11 puntos por encima del propio United, acabó eclipsado por la bronca entre ambos conjuntos en el interior de la zona de vestuarios, donde volaron botellas que acabaron con varias heridos (Arteta, segundo de Guardiola, fue uno de ellos) y una investigación abierta por parte de la Federación Inglesa que podía terminar con duras sanciones para los afectados. Pero, ¿cómo se produjeron los hechos?

Cuenta hoy el diario Marca que todo comenzó de la mano de José Mourinho, el entrenador del United. El pasillo que lleva al vestuario local obliga a pasar por la puerta del vestuario visitante. Allí estaban festejando por todo lo alto el triunfo los futbolistas del City, sabedores de que con ese triunfo habían dado un paso de gigante para ganar la Premier.

Mourinho, visiblemente molesto, les reclamó enfadado que bajaran el tono de su celebración y que lo hicieran respetando al rival, al United. En sus comentarios dijo cosas en portugués que Ederson, arquero brasileño del City, entendió perfectamente y encendieron los ánimos.

Esa chispa acabó en incendio cuando alguien del Manchester City gritó: "¡Ibra! ¡Hablas mucho pero te mueves poco!" al tiempo que el sueco estaba reclamando algo parecido a lo que pedía Mourinho. En ese momento empezaron a volar las botellas de agua y bebidas isotónicas cargadas que impactaron en varios implicados en la trifulca.

Lukaku lanzó una que dio al fisio del City. Otra de esas botellas impactó luego en Arteta. La policía finalmente tuvo que intervenir para evitar que la cosa fuera a mayores.

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin