Fútbol

Pereiro: "Froome deberá despejar dudas, le espera un duro camino"

Madrid, 13 dic (EFE).- El excorredor Óscar Pereiro, ganador del Tour de Francia 2006, dijo sentirse "sorprendido" por el positivo del británico Chris Froome por salbutamol en la Vuelta a España y cree que para el cuádruple ganador del Tour de Francia "será más duro despejar las dudas que los entrenamientos para competir".

"Por mucho que estemos acostumbrados a palos como este en el ciclismo, la noticia me ha sorprendido. Se trata del mejor ciclista de la actualidad y eso tiene una repercusión especial", dijo Pereiro en los micrófonos de EFE Radio.

Aunque Pereiro mostró prudencia al estar pendientes las alegaciones de Froome y recordó que "aún no esta sancionado", admitió estar "sorprendido" por la alta cantidad de salbutamol encontrada en el control realizado en la pasada Vuelta, con un índice de 2.000 nanogramos por mililitro, el doble de lo que marca como límite el reglamento de la UCI para los casos de uso terapeútico de la sustancia.

Pereiro valoró la confianza del equipo Sky en su líder, que será defendido en las mejores condiciones para evitar la sanción.

"El Sky tendrá medios para alegar, pero no sé si en el día a día se puede acumular tanto para llegar a esas cantidades reflejadas en el control. Ahora tendrá una larga carrera por delante, le toca despejar dudas. Con esta acusación el camino será más duro que los entrenamientos para una competición", explicó.

Ante la posibilidad de una sanción a Froome, el exprofesional gallego dijo que espera "que lo solucione por su nivel y por el ciclismo", pero dejó claro que "si ha cometido una neglicencia hay que sancionarle como a cualquiera".

"Tengo la sensación de que este producto se puede justificar y espero que lo haga. Por el bien del ciclismo y por su nivel como corredor, actualmente el mejor", afirmó.

Pereiro recordó un caso similar que tuvo que afrontar personalmente por otro caso de salbutamol en el Tour 2006, que acabó ganando por descalificación posterior del estadounidense Floyd Landis.

En aquel año, aunque se hallaron restos de dicha sustancia en la orina del ciclista, el resultado no fue considerado como positivo por la UCI. Sin embargo, la demora de Pereiro en hacer llegar a la Agencia Francesa Antidopaje (AFLD) los justificantes médicos reclamados por ésta en septiembre de 2006 para demostrar que sufría de asma tras el esfuerzo le supuso un quebradero de cabeza.

Entonces la UCI exigió a la AFLD que "se abstuviera de hacer entender públicamente que un ciclista es culpable de dopaje cuando únicamente ha cometido una falta administrativa".

Pereiro no se mostró extrañado por el índice de 7 por ciento de ciclistas que se declaran asmáticos.

"Si el 100 por ciento de ciclistas van a un especialista de asma y esfuerzo serían un 40 por ciento los afectados. Hay asma severa y otra intermitente producida por el esfuerzo, como la mía. Al máximo nivel se cierran los bronquios y hay que abrirlos. El Ventolin (inhalador usado por Froome) es un producto que se toma en carrera, permitido por la UCI, justificable hasta cierto punto, no como la EPO, por ejemplo. Hay que ver por qué llegó a esos niveles", comentó.

También se refirió Pereiro a las declaraciones del italiano Vincenzo Nibali, segundo en la Vuelta, quien dijo que en aquellos días durante la Vuelta, cuando Froome dio positivo en la decimoctava etapa, "había llovido, por lo que parece difícil que sufriera asma".

"Yo viví esta situación con Landis en mi equipo. Creo que no es el momento de hablar porque Froome aún no está castigado, es un compañero, pero Nibali se ha precipitado. Otros fueron absueltos, no es el momento de hablar", precisó.

Pereiro, quien prefiere no ver "nada raro" en el hecho de que el británico Brian Cookson haya dejado el cargo de presidente de la UCI al francés David Lappartient, recalcó que el ciclismo tiene tolerancia cero con el dopaje, como lo demuestra el hecho de haberse publicado el positivo del ganador de la Vuelta.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin