Fútbol

Marcelo queda señalado por el pinchazo del Real Madrid en Balaídos

  • El '12', retratado en los dos goles marcados por el Celta
  • Su rendimiento este curso está siendo decepcionante
Marcelo, durante el Celta-Real Madrid. Imagen: Reuters.

El Real Madrid se dejó dos puntos ante el Celta en Balaídos. Los de Zidane dieron, de nuevo, una imagen gris y se quedan muy lejos (a 16 puntos, aunque con un partido menos) del líder Barça. Solo Bale, con dos goles, se salvó de la quema. Muchos de los jugadores blancos rindieron a un escaso nivel, pero el más damnificado fue Marcelo.

El brasileño, capitán blanco en Balaídos, no está en su mejor estado de forma este curso, y el duelo ante el Celta fue un claro ejemplo de ello. Los dos goles estuvieron en parte propiciados por errores del '12', señalado tras la noche del domingo.

El primer tanto, de Daniel Wass, fue una radiografía clara de la tendencia de Marcelo a subir y dejar su espalda descubierta. El jugador danés (que partió, eso sí, en fuera de juego) recorrió, desde el centro del campo, todo el carril derecho sin oposición. La carrera del lateral para tratar de recuperar el terreno perdido fue estéril: el del Celta tuvo tiempo hasta para pararse y ejecutar una perfecta vaselina para el 1-0.

Después llegaron los dos tantos de Bale y una segunda parte negativa de los blancos, dominados por el Celta. Iago Aspas erró un penalti, la presión fue aumentando...y, en el 81', Marcelo quiso hacer una ruleta, frivolidad que le costó perder el balón. La jugada siguió por su banda, despoblada en ese momento. Wass volvió a encontrar mucho espacio y tiempo para ponerla al corazón del área, donde Maxi Gómez hizo el empate. Un mal broche a un mal partido.

Se trata tan solo de una muestra más de un curso de bajo rendimiento del '12'. De hecho, según refleja As, el lateral es el jugador que más balones pierde del Real Madrid, hasta 357 esta temporada, que, de momento, no sonríe al de Río de Janeiro.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin