Fútbol

Roberto Jiménez, portero del Málaga, cuenta cómo perdió por un instante el tren que explotó el 11M

El portero del Málaga Roberto Jiménez ha relatado este domingo 11 de marzo a través de su cuenta oficial de Instagram su vivencia 14 años atrás en los atentados del 11M en Madrid.

Roberto, que entonces tenía 18 años casi recién cumplidos, estudiaba entonces en la localidad madrileña de Alcorcón y formaba parte de las categorías inferiores del Atlético de Madrid, con cuyo primer equipo debutó en LaLiga apenas un año y medio más tarde.

"Hoy hace 14 años que me levanté una mañana como otra cualquiera para ir al colegio. El plan era el de cada día. Levantarme, arreglarme, desayunar e irme andando a la estación de Vicálvaro para coger el tren dirección a Atocha y cambiar de tren hasta Alcorcón, donde se encontraba mi colegio", comenzó relatando en un texto colgado en sus Stories.

Roberto cuenta cómo esperó a su padre y este le acercó a la estación, donde "corrí a los tornos, los pasé casi sin tocar y subí las escaleras de tres en tres", a pesar de lo cual "las puertas del tren ya se cerraban e inútilmente pulsé el botón de la puerta una y otra vez mientras el tren comenzaba a acelerar".

"Cinco minutos más tarde se escuchó en el andén el ruido de una explosión, lo suficientemente cerca para que retumbara en las vías hasta llegar a los pasajeros que esperábamos el siguiente tren", continúa rememorando, momento en el que percibió que "algo había explotado en la estación contigua de Santa Eugenia", la siguiente en la línea de Cercanías que une el este de Madrid con su almendra central.

Jiménez explica como "una voz aparentando tranquilidad avisó por megafonía de que abandonáramos el andén y saliéramos de la estación", ante lo cual "salté la tapia y me marché a casa", y una vez allí, "conté lo ocurrido a mi madre y encendimos la tele a ver si decían algo".

Ahora, y tras una provechosa carrera en el fútbol, Roberto reflexiona asegurando que "la pregunta de qué me hubiera pasado si hubiera cogido mi tren ese día se repite cada año en mi cabeza".

A sus 32 años, Roberto pasó por Atlético de Madrid, Nástic de Tarragona, Recreativo de Huelva, Zaragoza, Benfica, Olympiacos y Espanyol antes de llegar al Málaga, donde actualmente pelea por evitar el descenso a Segunda.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin