Fútbol

La misteriosa oferta de Asia y Oriente Medio para crear una Liga mundial

  • Un fondo de inversiones ofreció a Infantino 20.000 millones de euros
  • Su propuesta también incluía la adquisición del Mundial de clubes
  • La FIFA lo rechazó al no tener información sobre los compradores
Infantino, junto a Vladimir Putin en el sorteo del Mundial de Rusia. Foto: Reuters.

Durante el pasado mes de marzo, el Consejo de la FIFA se reunió en Bogotá para aprobar una relación de cambios en el reglamento del deporte rey. Sin embargo, en el encuentro producido en la capital de Colombia hubo más asuntos a tratar de puertas hacia dentro. En concreto, una misteriosa oferta de un fondo de inversión destinada a comprar el Mundial de Clubes para reformarlo de arriba a abajo y crear, además, una especie de liga mundial.

Según recoge The New York Times, Gianni Infantino, presidente de la FIFA, comunicó a su Consejo la recepción de una oferta por parte de un consorcio con raíces en Asia y Oriente Medio que pagaría, de manera instantánea, 25.000 millones de dólares (algo más de 20.000 millones de euros) por adquirir el Mundial de Clubes y los derechos para crear una Liga mundial con equipos de diferentes continentes.

La notificación de Infantino, que generó sorpresa entre los dirigentes por el secretismo del presidente hasta ese momento, fue rechazada por el Consejo, que pidió más información sobre los potenciales compradores, que a su vez requerían una respuesta inmediata. A este respecto, Infantino rehusó revelar sus identidades, aludiendo a una cláusula de confidencialidad. La oferta se transmitió a los directivos de manera verbal, no quedaron registros escritos.

Entre las intenciones de estos inversores se encontraba reunir en el Mundialito a un amplio grupo de equipos cada cuatro años. El cupo para los europeos, el sector más representado, sería de 12. El torneo se convertiría en una aproximación a un Mundial (por la periodicidad y el número de participantes) de selecciones. Respecto al proyecto de la liga mundial, no han trascendido más detalles debido a la prudencia con la que el tema se ha tratado en el encuentro en Bogotá.

Esta oferta llega en un momento clave para la FIFA, que mantiene un pulso con los grandes clubes europeos para crear una competición que haga frente a la Champions League de la UEFA. La sombra de una Superliga europea lleva planeando desde hace varios años, pero la intención de las escuadras es aligerar el cargadísimo calendario del fútbol actual que pone en peligro la salud de sus jugadores. En esos términos se expresó el presidente de la ECA (Asociación de Clubes Europeos) y a la vez de la Juventus, Andrea Agnelli, que escenificó el 'no' europeo. A este rechazo se sumaron los consejeros africanos, traduciendo así el descontento por el que, consideran, es un escaso apoyo a la candidatura de Marruecos para el Mundial 2026 frente a la de EEUU.

Sin embargo, Infantino no cejará en su empeño de crear una nueva competición que aumente los ingresos de la organización, uno de sus compromisos cuando, en 2016, se hizo cargo de la FIFA. Sus palabras, al término de la reunión de Bogotá, abriendo la puerta a que eso se debata en la próxima reunión (en junio, en Moscú, con motivo del comienzo del Mundial de Rusia). No mencionó, eso sí, la misteriosa propuesta que sacudió a su Consejo.

FIFA y su nuevo Mundialito

De hecho, después de conocerse la información, la FIFA ha anunciado que está perfilando la creación de un nuevo Mundial de Clubes, una reforma de la competición para hacer la más prestigiosa y acercarla a todos los públicos.

Fuentes cercanas al organismo hablan de un torneo que se celebre cada cuatro años y que englobe a 24 equipos, en una visión muy cercana a la propuesta de la planteada por el misterioso fondo de inversiones de Asia y Oriente Medio que podría empezar a celebrarse, si sale adelante, en el verano de 2021.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin