Fútbol

El ultimátum de la UEFA al PSG: una contrarreloj de dos meses y medio para no quedarse fuera de la Champions

  • El organismo tendría pruebas de contratos de patrocinio "exagerados"
  • El club tiene hasta el 30 de junio para ahorrar y cumplir el Fair Play
Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG. Foto: Reuters.

La UEFA ha dado un paso más en su investigación al PSG acerca de su relación con Qatar y la posibilidad de ser un club-Estado con un informe preliminar que acusaría a los galos de hinchar sus contratos de patrocinio, lo que en la práctica sería una vía de financiación oculta que habría contribuido a fichar a Neymar y Kylian Mbappé el pasado verano.

Según informa el Financial Times, diversos contratos por valor de 200 millones de euros estarían calculados muy por encima de su valor real. Esto deja en una delicada situación a la escuadra francesa, que se arriesga a una fuerte sanción económica, o lo que es peor, deportiva: incluso podría quedarse fuera de la Champions League.

La consultora deportiva Octagon ha sido la encargada de analizar la lista de contratos del club francés. Algunos de ellos eran objeto de sospecha desde el primer momento, puesto que involucraban a "partes relacionadas" con el club que habrían aportado esos fondos que la consultora encargada de revisar considera que han sido "significativamente exagerados" respecto a su valor real, lo que infringiría las reglas del Fair Play Financiero, que solo permite pérdidas de 30 millones de euros a lo largo de tres temporadas.

La pelota se encuentra en el tejado del PSG, que tendrá que hacer frente a una vista con la UEFA la próxima semana. En este encuentro, el equipo de Nasser Al-Khelaifi alegará que los contratos subieron de valor por factores externos como, por ejemplo, la contratación de Neymar en agosto de 2017.

A los galos les queda, incluso, una bola extra: conseguir antes del final del ejercicio (30 de junio) contratos nuevos o ventas de jugadores que le ayuden a equilibrar unas  cuentas actualmente en números rojos. Para muestra un botón: con los fichajes de Neymar y Mbappé, el PSG ha sumado 120 millones de euros al año en el debe, según personas cercanas al club y conocedoras de los sueldos de los jugadores.

A pesar de la versión del PSG y de la oportunidad de hacer los deberes en junio, los resultados de las pesquisas de la UEFA no dejan en buen lugar a los franceses. De hecho, el Financial Times recoge una dura declaración que procede de una fuente cercana a la investigación: "La gran pregunta es si la UEFA será lo suficientemente valiente como para hacer cumplir sus propias reglas".

La cuestión es clara: eliminar a un equipo de la talla del PSG de la Champions es una medida jamás realizada antes (en 2014 incumplió también el Fair Play Financiero y recibió una sanción de 60 millones de euros procedentes de premios de títulos europeos, así como una limitación en los fichajes) y supone un gesto de valentía por parte del organismo. En ese sentido, y si el PSG no consigue cerrar la sangría de dinero, Aleksander Ceferin tiene una oportunidad para demostrar que su cruzada ante los clubes-Estado va en serio.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin