Fútbol

El Barça viola sus 'leyes fundamentales' y confirma la decadencia de la Masía

  • Jugó ante el Celta sin un canterano por primera vez en 16 años
  • El filial está hundido en Segunda y es imagen y semejanza del primer equipo
  • No hay prevista una gran hornada de canteranos que acceda al primer equipo
El Barça celebra uno de los goles que le hizo al Celta en Vigo, donde jugó de inicio sin canteranos. Imagen: EFE

Hace no tanto tiempo, apenas unos cuantos años, el FC Barcelona sacaba pecho por muchas cosas. Una de las fundamentales tenía nombre de residencia. Aunque más que una residencia, era una fábrica de genios. La Masía, las instalaciones en las que se crían sus canteranos (ahora trasladada a las instalaciones de la Ciudad Deportiva Joan Gamper) monopolizaba las alineaciones de un equipo que jugaba bonito y lo ganaba todo con un estilo definido. Pero aquello ya pasó. Parece un pretérito remoto. Lo demuestra el once con el que los culés empataron anoche en Vigo. Por primera vez en los últimos 16 años, el Barça salió al césped sin un solo canterano en su once.

El elenco que eligió Valverde (4-4-2) fue el siguiente: Ter Stegen; Semedo, Yerry Mina, Vermaelen, Digne; Coutinho, Andre Gomes, Paulinho, Denis Suárez; Alcácer, Dembelé. Ninguno amamantado en la cantera. Lo más parecido es Denis Suárez, firmado desde del Manchester City para el filial blaugrana. Pero eso, para el club y sus aficionados, no es un canterano 100% puro. Es un híbrido que meter en un saco aparte.

La imagen duele en Barcelona más que una derrota porque afecta a algo más que los resultados o los títulos. Afecta a su ADN. A lo que convierte al Barça en Mès que un club. A la senda escogida por la entidad cuando, de la mano de Cruyff, se asentaron los fundamentos básicos de lo que debería ser el equipo en su futuro.

Guardiola, 15 años después, inspirado en aquellos valores de su maestro, potenció la idea y la llevó a su máxima expresión. Pero ahora, poco más de un lustro más tarde de la marcha de Pep, se ha retornado a sistemas rechazados por la cultura barcelonista actual. Como 'vangalismo'. Esto es lo más parecido. O peor incluso.

En primer lugar, porque los fichajes en los que se consolida el modelo actual del Barça están aún por cocer y generan dudas. Caso de Dembélé (105 millones) y, un poco menos, Coutinho (140 millones). Además, el proceso de descanterización del Barça parece que seguirá imparable. Iniesta, su último gran baluarte, saldrá el verano que viene. En el filial no hay perspectiva de una gran hornada que releve a la actual. Ya solo quedarán Piqué, Busquets, Messi, Alba y Sergi Roberto. Un repóquer de canteranos donde antes eran mayoría en la plantilla

Y para colmo el Barça B, está hundido en la tabla de Segunda con un equipo que es imagen y semejanza de los mayores. Mucho fichaje foráneo y poco futbolista criado desde lo más profundo de las inferiores. Un panorama desolador para un club que ha violado sus leyes fundamentales. Que confirma la decadencia de su Masía.

comentariosforum3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

pablito
A Favor
En Contra

"El filial está hundido en Segunda y es imagen y semejanza del primer equipo" y yo que pensaba que el primer equipo era lí­der y a punto de ganar la Liga...

Puntuación 10
#1
a
A Favor
En Contra

Se avecinan malos tiempos para el Barí§a en cuanto Messi se jubile. El Barí§a que ilusionó a todo el mundo y encumbró a Guardiola estaba lleno de canteranos: Iniesta, Fí bregas, Piqué, Puyol, Xavi, Sergi, Valdés, Reina, etc. Sin ellos por mucho Messi que hubiera (que por cierto también es canterano) no habrí­an conseguido nada parecido.

Puntuación 1
#2
José
A Favor
En Contra

Los que hemos visto mas cosas, también recordamos la quinta del Buitre, y lo de después. Ah, pero es que eso era en la Fábrica...

Puntuación 2
#3