Buscar

Alerta visitante del Atlético

EFE
20/04/2018 - 13:20

Majadahonda (Madrid), 20 abr (EFE).- El Atlético de Madrid igualó sus peores marcadores del último lustro, enlazó su cuarta salida sin ganar en competición oficial y encendió la alerta como visitante con un 3-0 frente a la Real Sociedad, a una semana del transcendental viaje en la Liga Europa contra el Arsenal, con una final en juego.

No ha ganado en ninguno de sus cuatro desplazamientos más recientes. Ni el estadio de la Cerámica ante el Villarreal (2-1) ni en el Santiago Bernabéu contra el Real Madrid (1-1) ni en el José Alvalade frente al Sporting de Portugal (1-0) ni este jueves en Anoeta frente a la Real Sociedad (3-0), irreconocible todo el duelo.

Una derrota tan contundente es casi una excepción en este Atlético, que sufrió en San Sebastián su correctivo más abultado de la temporada y que, a la vez, igualó sus peores resultados del último lustro. En cinco años, sólo había perdido por 3-0 en cinco ocasiones más, la más reciente la pasada campaña en la Liga de Campeones con el Real Madrid en el estadio Santiago Bernabéu.

Sólo dos goles a favor, los dos con la misma firma de Antoine Griezmann, y ninguna portería propia a cero, cuando el Atlético no ha recibido ningún tanto en 30 de sus 51 partidos oficiales en este curso, completan sus números más recientes como visitante, lejos de la fiabilidad que casi siempre ha mantenido en toda la era Simeone.

Ha habido diferentes circunstancias en cada uno de esos cuatro choques. Desde la remontada que padeció en Villarreal, con dos goles en el tramo final, hasta la goleada sin matices y sin discusión de este jueves ante la Real Sociedad, pasando por el deprimente primer tiempo de Lisboa -mejoró en el segundo- o la reacción en el derbi contra el Real Madrid, sostenido, eso sí, por el portero Jan Oblak.

"El partido del Villarreal fue mucho más parejo que éste; con el Real Madrid lo mismo, el partido de Lisboa en el primer tiempo fue malo, en el segundo fue bueno, y ante la Real Sociedad no hicimos un buen primer tiempo. Creo que en el segundo mejoramos en el arranque, pero no tuvimos la regularidad para poder acercarnos en el marcador", repasó el técnico Diego Simeone tras el 3-0 en Anoeta.

"Hay que observarlo, hay que mirarlo", insistió el técnico sobre el rendimiento más reciente como visitante de su equipo, que, a la vez, sólo ha vencido uno de sus últimos seis encuentros a domicilio, con el 1-5 con que destrozó al Lokomotiv de Moscú. Antes, perdió 1-0 en el Camp Nou; después, no ha ganado en los últimos cuatro choques. Además, ha recibido algún gol en sus últimos ocho duelos fuera.

En la Liga ha sido una merma innegable en las últimas jornadas. Mientras mantiene inalterable su segunda posición, en la que permanece inmóvil desde hace 18 jornadas, y encadena diez triunfos como local sin goles en contra en competición oficial, siete en el campeonato, ha perdido la opción de pelear el título fuera de casa.

Porque el Atlético, que ha sufrido todas sus derrotas en esta Liga como visitante, cuatro, estaba a cinco puntos del Barcelona, cuando visitó el Camp Nou, donde el 1-0 en contra le dejó a ocho, y porque, aun así, de haber ganado en Villarreal, en el Bernabéu y en San Sebastián estaría ahora a cuatro puntos del conjunto azulgrana.

No lo hizo, con sólo un punto de doce posibles en sus cuatro salidas más recientes del campeonato y con el consecuente efecto en la clasificación, ahora a doce puntos del liderato del Barcelona, el dominador de una cima que ya es inalcanzable y que limita su reto ya sin matices en la segunda plaza, en la que todavía sostiene tres puntos de colchón sobre el Real Madrid, tercero.

Y, sobre todo, centrarse aún más en la Liga Europa, la competición que le ofrece la única opción de título a estas alturas, enfrentado desde el próximo jueves al Arsenal en el partido de ida de las semifinales en el estadio Emirates de Londres, una salida que no admite los últimos despistes y concesiones. En juego, una final.

Iñaki Dufour