Fútbol

El Deportivo de la Coruña y un vacío legal crean un cisma en la fase de ascenso de Segunda División B

  • Su filial pretende jugar el ascenso a 2ª aunque el Depor ya cayó a esta categoría
  • El Depor alega que quiere cubrirse las espaldas ante descensos administrativos
  • Los rivales del filial han reclamado a la RFEF que tome cartas en el asunto
El Deportivo de la Coruña quiere que el Fabril juegue la promoción de ascenso a Segunda. Imagen: rcdeportivo.es

El Deportivo de la Coruña (ayudado de un vacío legal en el reglamento de la Federación Española -RFEF-) ha convulsionado al Segunda División B y en concreto a los equipos que tienen opciones de jugar el play-off de ascenso a Segunda.

Resulta que el Fabril, el filial del Deportivo, se ha clasificado matemáticamente en ese Grupo I para jugar esta promoción a la categoría de plata. A falta de una jornada, y con ese pase ya en el bolsillo, los gallegos son segundos y tiene opciones de acabar campeones de grupo. Están sólo a un punto del Rayo Majadahonda. El sistema de ascensos da privilegios en función de la clasificación en la liga regular.

Imagen: Futbolme.com/EcoDiario.es

El problema es que el primer equipo del Depor ha descendido esta temporada precisamente a esa categoría, a Segunda. Pese a ello, en Riazor ya han anunciado que su filial jugará la promoción.

¿Puede jugar el Fabril el play-off?

Desde el Deportivo de la Coruña dicen que sí, y se amparan en el riesgo de que haya descensos administrativos en Primera División. En tal caso, los gallegos ocuparían su puesto por ser el descendido deportivamente que en mejor clasificación va a terminar la temporada.

Eso le pasó al Eibar en 2015. El Elche fue descendido en los despachos y los armeros ocuparon su lugar en la élite por haber finalizado terceros por la cola.

Éste es un supuesto que el reglamento de la RFEF no contempla y del que nada dice. El vacío legal está ahí. Sólo se fija una excepcionalidad por cuestión de calendarios.

"Los cuatro primeros clasificados de cada uno de los grupos participarán en la segunda fase de la competición, salvo que por su condición de filiales o dependientes no pudieran optar nunca al ascenso, ocupando una plaza el inmediatamente mejor clasificado, pero ello en el bien entendido de que, si por la disparidad de calendario, no pudiera conocerse el puesto en la clasificación definitiva ocuparán los patrocinadores o principales, intervendrán en la repetida segunda fase los filiales o dependientes, si bien con expresa significación de que tal participación nunca podrá implicar su ascenso en el supuesto de que se consumara la incompatibilidad con su patrocinador o principal"

Resumiendo: un filial tiene luz verde para jugar una fase de ascenso si aún no sabe si el primer equipo ha descendido.

Eso le sucede este curso, por ejemplo, al Sporting de Gijón. Su filial disputará seguramente la promoción cuando los mayores aún no sepan si son equipos de Primera. Por eso sí tendrán autorización para competir.

La reclamación de los implicados

Frente a este galimatías, el Fuenlabrada, uno de los equipos implicados en la lucha por ocupar la plaza que ahora tiene el Fabril, se ha puesto en marcha y ha solicitado "a la Federación Española de Fútbol y a LaLiga para que esta última comunique si existen o no expedientes que puedan generar descensos disciplinarios y que, en caso de no existir dicha opción, la RFEF confirme que el Fabril no puede jugar la fase de ascenso a LaLiga 1|2|3 (Segunda División)", un texto al que se han adherido otros implicados en esa disputa por ascender, como el Rayo Majadahonda y el Rápido de Bouzas y Navalcarnero.

Ahora sólo queda esperar la resolución de un caso que se espera que tenga solución esta misma semana. El próximo fin de semana se juega la última jornada y el destino de todos estos equipos implicados dependerá de una resolución que podría sentar jurisprudencia para futuros casos similares.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin