Fútbol

El vestuario del PSG implosiona en una guerra de clanes que empuja a Neymar a salir

  • Tres son los fundamentales: brasileños, argentinos y franceses
  • Sus conflictos son privados, pero también ha habido roces públicos
  • La lucha por los penaltis entre Cavani y Neymar ha sido el más conocido
Cavani y Neymar discuten por lanzar un penalti a finales de 2017. Imagen: Getty

El París Saint-Germain (PSG) se encuentra en crisis. Sus frentes son múltiples. Institucionalmente preocupa mucho la posibilidad cercana de una sanción de UEFA por incumplir el fair play-financiero. Pero también hay incendios importantes que alimentan una crisis deportiva. El fundamental es el de la posible marcha de Neymar. Una opción que está gangrenada por la guerra de clanes que vive su vestuario y que podría empujar al brasileño a su marcha de París.

Ayer el diario Liberation informó de los movimientos iniciados por el padre de Neymar para abandonar el club. Se reunió con Zahavi, agente israelí que hizo de intermediario en su llegada al equipo francés para que ahora iniciara un proceso similar en el camino inverso, de salida hacia Madrid.

Pero en esa información el rotativo también alertaba de los últimos conflictos nacidos de un vestuario inestable en el que Neymar no se siente cómodo y que, ya en anteriores épocas, vivió conflictos de clanes. Hace un lustro era la guerra entre el clan italiano (el de los jugadores que habían fichado procedentes del Calcio) y el resto de la plantilla.

Esta vez la atomización es mayor. Hay más grupetos que se amenaza entre ellos. En privado y en público. No importa el escenario. Una herida que incluso se ha retransmitido en abierto. ¿Recuerdan el conflicto entre Neymar y Cavani por quién tiraba los penaltis? Aquello fue un episodio más. Pero ha habido más.

Configuración de los grupos

Tres son los grandes grupos que dominan, según informan Liberation y L'Equipe , en el vestuario del PSG.

El más poderoso es el de los brasileños, con Thiago Silva, capitán, y Neymar, la estrella del PSG, como ejes más fuertes, pero también con miembros destacados como Dani Alves o Marquinhos. En él también está el portero alemán Trapp, con novia brasileña y, por tanto, absorbido e integrado por el resto.

Luego le sigue el grupo de los argentinos, aunque no todos son argentinos: Di María, Pastore y Lo Celso sí son de Argentina, pero cuentan con Cavani (uruguayo) o Yuri (español) como potentes aliados.

El tercer grupo dentro de esta 'guerra' es el de los franceses, con los canteranos Rabiot y Kimpembe como líderes, junto a los Mbappe, Areola, Kurzawa, Lass y Nkunku.

Los mayores roces

Y fruto de sus diferencias ha habido roces de todo tipo. Por ejemplo, que Alves hablara públicamente en una entrevista reciente concedida a Teleglobo de una fractura social en el vestuario. O que a principios de año Thiago Silva declarara contra Cavani o Pastore por retrasar su llegada después de las vacaciones navideñas. "Es una falta de respeto", argumentó el central brasileño y capitán del equipo.

Cuenta Liberation que la última de estas contiendas se produjo el pasado lunes cuando Rabiot se encolerizó al saber de las intenciones del clan Neymar de abandonar París después de haber recibido todo tipo de prebendas y privilegios. "¡Sólo hay para Neymar!", estalló enfadado él, que está en proceso de renovación de su contrato, que finaliza en 2019. La respuesta del PSG a sus exigencias no están siendo muy bien escuchadas.

Roces y más roces que han provocado un incendio de grandes dimensiones en el seno del vestuario y que siguen empujando a Neymar al camino de salida en el PSG.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin