Fútbol

Alemania reconoce que la celebración ante el banquillo sueco no es su "tipo de juego limpio"

VATUTINKI (RUSIA), 25 (dpa/EP) El mánager de la selección alemana de fútbol, Oliver Bierhoff, confirmó este lunes que reprendió a los integrantes del equipo germano que se burlaron de los suplentes suecos después del gol de Toni Kroos en la agónica victoria (2-1) ante Suecia el pasado sábado y admitió que ese "no es el tipo de juego limpio" del combinado germano.

"Está claro que eso no debe suceder. Eso es lo que dijimos internamente: éste no es realmente nuestro tipo de juego limpio y nuestra deportividad", afirmó Bierhoff en la cadena alemana 'ARD'.

El exdelantero alemán confirmó además que la Federación Alemana (DFB) presentó disculpas por lo ocurrido y que fueron aceptadas después por los suecos. La DFB deberá presentar este lunes por la noche su declaración oficial ante la FIFA, que abrió un expediente por lo ocurrido el sábado en Sochi, en el cierre del partido que los alemanes ganaron 2-1 con el tiro libre de Kroos en tiempo de descuento.

Según comunicó el ente rector del fútbol, las investigaciones se centran en Georg Behlau y Ulrich Voigt, de la sección de medios. Ambos celebraron la victoria de manera provocadora ante miembros de la delegación sueca.

"Realmente lo siento. Cometí un error, eso no se hace", dijo Voigt, jefe de comunicaciones para medios electrónicos de la DFB. "Me disculpé con el entrenador y todos los responsables. Ellos lo aceptaron", explicó.

Voigt y Behlau aplaudieron provocativamente frente a los miembros de la delegación sueca después del 2-1 del equipo alemán. En ese momento, miembros del cuerpo técnico y varios jugadores escandinavos salieron a encararse con los rivales y se formó un tumulto en el que hubo varios empujones al borde del campo. Los asistentes de la FIFA tuvieron que intervenir para separar a los dos bandos. "Fue innecesario", resumió Bierhoff.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin