Fútbol

Los continuos guiños de Eden Hazard que acercan su fichaje por el Real Madrid

  • El jugador nunca ha escondido su sueño de jugar en el Real Madrid
  • Con Zidane en la institución siempre se le unió como posible refuerzo
  • Ahora ha dejado caer que quiere salir y el Madrid es "su destino favorito"
Foto: Reuters.

La relación entre Eden Hazard y el Real Madrid viene de lejos. Un amor que podría ser correspondido en los próximos días, si el conjunto blanco cierra la contratación de la estrella que más accesible tiene. 

Desde que el belga comenzó a despuntar en el Lille, el por entonces exjugador blanco, Zinedine Zidane, ya recomendó su fichaje a la entidad presidida por Florentino Pérez como haría con otros jugadores como Raphael Varane. Era 2012 y el atacante y el club español comenzaban sus contactos, aunque Hazard acabó en el Chelsea.

Allí ha pasado los últimos seis años, pero no sin despegarse del Madrid. Es más en reiteradas ocasiones ha deslizado que le gustaría jugar para los blancos y todo empezó por un guiño en una red social.

En 2015, con Zidane de regreso en el Real Madrid como entrenador del Castilla, el rumor sobre su fichaje cogió tanta fuerza que un medio lo dio por casi hecho. El jugador dio 'me gusta' a la publicación en la red social y posteriormente lo eliminó ante el revuelo que se había ocasionado. Era el primer gesto claro del jugador hacia el equipo, pero no el último y casi todos llegarían en este último año.

A principios de noviembre de 2017 tras la salida de James, un jugador similar al '10' belga, Hazard ya dijo que "sería un sueño jugar para Zidane". El técnico francés estaba en su tercera temporada en el primer equipo del Madrid y la posibilidad de ficharle volvía a ser realidad. Días más tarde, el jugador decía que "estaba muy contento en el Chelsea, pero que cuando quisiera irse lo haría", para continuar reflejando que sentía "admiración por el Madrid".

En enero de 2018 los rumores crecieron y el padre del jugador dijo que no había renovado, algo que todavía no ha hecho pese a tener contrato hasta 2020, "para jugar en el Madrid". El crack lo desmintió, pero dejó caer que "a final de temporada ya veremos". Unas palabras muy similares a las que repitió en febrero -"Es fútbol, y todo puede pasar... mi familia disfruta viviendo aquí, pero ya veremos"- y en marzo -"primero la temporada, luego será la Copa del Mundo y luego las vacaciones. Veremos qué pasa después".

Tras estas palabras la calma llegó a los alrededores de Hazard, aunque solo por unos meses pues en junio deslizó que "quería saber qué iba a pasar en el Chelsea antes de decidir". Eran los días antes del inicio del Mundial, pero ya con la Copa del Mundo comenzada, unos días después el belga hablaba claro del Real Madrid: ""El Real Madrid puede interesarme, todos lo saben. Si no me quieren, no se hablará sobre eso. Si quieren comprarme, saben lo que tienen que hacer".

Zidane, su gran valedor, ya se había marchado del Madrid pero no así su interés por la camiseta blanca, una elástica de la que decía que "es especial" porque "el Madrid, con o sin Zidane, hace soñar a cualquiera". El gesto que estaba esperando el club para comenzar sus contactos, que aun sin el galo, Hazard quisiera irse. Toda una declaración de amor que tras el último partido del mediapunta con Bélgica en el Mundial sería más clara que nunca, además apuntando a la posibilidad de cerrar una etapa en Londres.

"Después de seis maravillosos años en el Chelsea, podría ser la hora de descubrir algo más. Especialmente después de esta Copa del Mundo. ¿Mi futuro? Puedo decidir si quiero quedarme o irme, pero Chelsea tomará la decisión final. Vosotros conocéis mi destino favorito", dijo Hazard. La última gran prueba de que el jugador podría hacer todo lo posible para acabar de blanco y liderar la etapa de Julen Lopetegui.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin