Fútbol

El juego bonito: una idea pensada, pero no ejecutada por el Real Madrid para olvidar a Cristiano

  • Se estrena con un 22,4% más de posesión que en 2017 con Zidane
  • Pese a la derrota, sí se vieron minúsculos detalles del nuevo estilo
  • Combinaciones, toque y múltiples internadas por bandas: la idea
Foto: Reuters.

Es pronto para sacar las primeras valoraciones del Real Madrid de Julen Lopetegui, pero ante el Manchester United sí se apreció un evidente cambio en el juego del equipo. Independientemente de que cosechase una posesión estéril (70,7%), totalmente diferente a la registrada en el anterior estreno veraniego (48,3%), también ante el United, Lopetegui insistió en tener el balón tanto en fase defensiva como en ataque. Incluso duplicó en pases a su rival (743 a 309), lo que no le sirvió para olvidar los goles de Cristiano, a priori, en un modelo futbolístico donde primó lo colectivo antes que lo individual.  

Con el estreno de Vinicius, Odriozola y Lunin como grandes atractivos, el Real Madrid hizo su carta de presentación bajo la idea de tener mayor posesión de balón que el rival. Pese a que el equipo blanco pecó de muchos errores puntuales de posicionamiento y pase en corto, sí mostró una creencia conjunta en un estilo de juego fijo definido por el técnico vasco.

Partiendo de la base de que el Madrid ya no cuenta con un jugador que promedia 40 goles por temporada, Lopetegui parece aferrarse a tejer la jugada de la manera más elaborada posible. Para olvidar la 'Cristianodependencia' hay que buscar soluciones diferentes y un equipo más elaborativo puede generar un mayor juego conjunto. No hace falta recordar que las plantillas de Julen Lopetegui siempre se han caracterizado por un constante toque de balón plagado de combinaciones para conseguir internadas por bandas y posterior remate a puerta.

La idea se vio, pero la ejecución no. Por ejemplo, Álvaro Odriozola protagonizó varios contragolpes peligrosos por banda apoyándose en la omnipresente figura de Dani Ceballos, como director de orquesta, pero sus centros no fueron rematados. Diferente situación fue la que se vivió con Theo Hernández, el lateral izquierdo estuvo impreciso en el campo, aunque sí logro asistir a Karim Benzema para abrir el casillero goleador del verano.

Sin Cristiano, Lopetegui parece apostar por la idea de un juego bonito para compensar la teóricamente menor cantidad de goles. En menos de 15 días, el Real Madrid tendrá su primer trofeo oficial de la temporada ante el Atlético de Madrid en la Supercopa de Europa, donde se verá si la nueva apuesta del conjunto blanco es resolutiva.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Jotace
A Favor
En Contra

Ojo a este equipo... Han dominado de principio a fin al M.United y con un equipo plagado de chavales de 22-23 años y esto no ha hecho más que empezar. Deben ajustarse en defensa pero, por lo demás, a ver quién se acuerda del guaperas dentro de un mes.

Bien por este Madrid.

Puntuación 8
#1