Fútbol

La guía de la Champions League 18/19, una carrera de ocho favoritos por un torneo de 1.950 millones de euros

  • Hasta ocho candidatos aspiran a hacerse con la final del Metropolitano
  • La edición está marcada por los cambios deportivos, de horario y en los premios
Foto: Reuters.

La espera ha llegado a su fin. La fase final de la Champions League comienza este martes, fecha en que echa a andar la competición por la que sueñan todos los clubes, futbolistas y aficionados europeos. El trofeo de equipos más prestigioso del mundo lo hace tras un verano que podría haber cambiado el equilibrio de fuerzas entre aspirantes, con cambios y un botín nada desdeñable de más de 1.950 millones de euros.

La marcha de Cristiano Ronaldo y Zinedine Zidane hacen que, este año, el Real Madrid tenga una porción menor de favoritismo, aunque no deja de partir como el rival a batir. El rendimiento del equipo de Julen Lopetegui es todo un misterio, pero la transformación de la escuadra en una más colaborativa, más coral, será su arma para retomar la defensa de un título que parece hecho para ella.

En España, el Real Madrid tendrá dos serios rivales para pelearle 'La Orejona'. El Barcelona, en otro año de cambios (el primero sin Andrés Iniesta) y el Atlético de Madrid (que tiene el excitante aliciente de alojar la final en su campo) aparecen entre los candidatos más fuertes, pero no serán los únicos. Con Leo Messi y Antoine Griezmann liderando sus proyectos, los otros dos 'grandes' españoles, retocados en el mercado veraniego, desean reponerse de sus fracasos (especialmente, el rojiblanco) en la anterior edición.

La Juventus es una inevitable aspirante. La entidad de Turín ha fichado a Cristiano Ronaldo con el objetivo evidente de llevarse, 22 años después, el gato al agua. La inversión en el luso, punta de lanza de un proyecto de más de 210 millones de euros, les eleva como uno de los equipos a batir.

Junto a los italianos, el Manchester City y el PSG, por plantilla y poderío económico, son los siguientes de la lista. Ambos tienen la obligación de reponerse de sus tempranas eliminaciones en la pasada edición y presentan planteles más que suficientes para pelear por el título. La de los dos gigantes económicos es una lucha contra el infortunio y la presión que supone su capacidad de gasto, sus fichajes, su dominio en la competición nacional y su tendencia a naufragar en Europa. Mientras que los ingleses tienen a uno de los genios de los banquillos (Pep Guardiola), los galos, ahora con Thomas Tuchel, poseen a uno de los maestros del balón (Neymar) y una de las promesas del fútbol mundial (Kylian Mbappé). Mimbres más que suficientes para ser favoritos.

Liverpool y Bayern de Múnich completan el abanico de candidatos. El de los 'reds' ya no es un papel secundario: el equipo de Jürgen Klopp se ganó, con su pasada temporada y el prometedor inicio de la actual, el derecho a estar entre los grandes. Salah, su buen verano en el mercado (llegaron Alisson, Fabinho, Keïta, Shaqiri...) y la conformación de un bloque cada vez más sólido y letal arriba (atención especial al tridente Salah-Mané-Firmino) le hacen un durísimo rival. En Múnich, más de lo mismo, que no es poco: la tendencia de los alemanes a ser un eterno y digno aspirante se repite un año más, esta vez bajo la batuta de Niko Kovac. El verano no le ha traído demasiadas novedades, pero en Baviera hay continuidad y fiabilidad, suficiente para un equipo siempre competitivo y con armas más que aptas tanto en ataque como en defensa. Los Lewandowski, Müller, James, Thiago, Hummels y compañía siempre cumplen.

Cambios

Esta edición es una edición de cambios. La UEFA aprobó hace unos meses las novedades que, a partir del curso 18/19, dan un nuevo toque a la competición. El más significativo, para los clubes, es el del botín de premios. En un aumento histórico, la organización dará hasta 1.950 millones de euros a los participantes, un 54% más. En este reparto influirán ahora más variables, como la del coeficiente que tendrá en cuenta el rendimiento de los equipos durante los últimos diez años.

Los horarios también serán distintos (aquí puede acceder al calendario completo). En un cambio que afecta a los aficionados y a las televisiones, los partidos se disputarán en dos franjas: 18.55 o 21.00 horas, en lugar de la tradicional de las 20.45 .Este año, no habrá partido en abierto y el torneo se verá a través de Movistar+, Orange y Jazztel.

En lo referente al césped, varias normas han sido modificadas. Se ha reducido el cupo de equipos que pasan mediante la previa (hasta 26 se clasifican de manera directa, solo seis lo hacen de esa manera), se permitirá el cuarto cambio en las prórrogas, se amplian las convocatorias a 23 jugadores y también se da luz verde a la inscripción libre de jugadores que se hayan inscrito en un primer momento con otro participante. Queda para otra temporada (o para fases venideras de la presente) la introducción del VAR. La Champions, que introdujo en la final 15/16 la tecnología de gol, tiene aún pendiente el videoarbitraje.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin