Buscar

Diez de los catorce heridos fueron evacuados a hospital, ninguno de gravedad

EFE
30/09/2018 - 1:24

Eibar (Guipúzcoa)/Sevilla, 29 sep (EFE).- Diez de los catorce aficionados del Sevilla heridos este sábado de diversa consideración en el estadio del Eibar, al ceder una valla en uno de los fondos, fueron trasladados al Hospital de Mendaro, aunque ninguno de ellos reviste gravedad, informó el club andaluz.

Estos seguidores sevillistas, que se precipitaron al terreno de juego al ceder la valla de la grada de la afición visitante cuando celebraban el segundo gol de su equipo en el Estadio Municipal de Ipurua, presentan diferentes lesiones, la más grave una fisura en el escafoide de la mano derecha, precisó el comunicado del Sevilla.

Seis de los hospitalizados fueron evacuados al citado hospital por equipos de la DYA, que indicó en su cuenta de Twitter que ninguno de ellos tenía heridas graves y deseó una "pronta recuperación" a todos.

La representación del consejo de administración del Sevilla desplazada a Eíbar, integrada por el presidente, José Castro, el director de fútbol, Joaquín Caparrós, y los consejeros Faustino Valdés y Carolina Alés, se desplazaron hasta el Hospital de Mendaro "para interesarse por los heridos" y transmitirles ánimo.

El director de Seguridad del club permanecerá en el centro hospitalario "hasta que todos los sevillistas sean dados de alta a la largo de esta noche", indicó la entidad.

En los primeros momentos del accidente, al menos dos personas, un hombre y una mujer, fueron retirados en camilla por los servicios sanitarios entre los aplausos de los aficionados del Eibar.

El partido, que en ese momento se acababa de poner 0-2 a favor del Sevilla y al final terminó 1-3, estuvo suspendido durante seis minutos mientras se normalizaba la situación y se atendía a los heridos.

El Sevilla dedicó especialmente la victoria lograda frente al Eibar a los aficionados afectados por la caída de la valla del estadio, al igual que hicieron a la conclusión del partido el técnico Pablo Machín, el capitán Jesús Navas y jugadores como Sergio Escudero, Pablo Sarabia o Sergi Gómez, y les desearon una pronta recuperación.

Machín se congratuló de que no haya ocurrido "ninguna desgracia de consideración" y deseó que "todo quede en una anécdota", que percances de este tipo "no se vuelvan a repetir" y que el triunfo "sirva como bálsamo para que la gente se recupere pronto y nos vean ya mismo en el Ramón Sánchez-Pizjuán".

El Eibar también expresó su total apoyo a los seguidores sevillistas heridos y su entrenador, José Luis Mendilibar, dijo que espera que "no haya pasado absolutamente nada" de consideración, que sólo haya sido "un susto y que mañana u hoy vuelvan todos a sus casas".

"Deseamos de corazón un rápido restablecimiento a los aficionados del @sevillafc contusionados hoy en Ipurua y esperamos que puedan regresar con normalidad a sus hogares. ¡Un fuerte abrazo para todos!", escribió el Eibar en su cuenta oficial de Twitter tras el suceso.