Buscar

El interino

8/11/2018 - 13:56
Foto: Reuters.

La verdad del fútbol es el gol y el gol de la política es la verdad.

-O sea, no mentir.

Exacto. Mentir bellamente es un arte, decía Oscar Wilde.

-¿Siempre?

- Siempre, no. En política, es pecado de caldera de Pedro Botero.

La verdad del gol. Manita, que se dice, del Real Madrid al Viktoria checo. La verdad, casi siempre, destila satisfacción, paz de conciencia, gozo.

-Ya lo sé. Soy interino, el interino. No me importa. Lo importante para mí es el Real Madrid. Porque el Real Madrid no soy yo, es su afición, es su historia, son sus jugadores, su marca.

Solari, el "nterino", está de enhorabuena. Solo diez o doce días en el Real Madrid y ésta es su fértil y dulce cosecha: 3 partidos, 3 victorias, 11 goles a favor y ninguno en contra.

-Ha empezado como empezó ZZ, mira que si lo hace como ZZ.

¿Por qué no? El fútbol es el juego/ bicho más raro del mundo. Solari se nota, en efecto, que es un "guapo"culto. Lo de "guapo" es ocurrencia del compañero de ABC, Hughes.

-Y ha pegado.

-Eso parece.

Ayer, sin más, dijo Solari:

-Este club (el Real Madrid) siempre está en crisis, incluso cuando gana.

Verdad, otra verdad.

-Cuando el fútbol deje de generar polémica y crisis de opiniones, desaparecerá.

Lo dijo alguien. No es mío. El Real Madrid, como casi todos los equipos de fútbol, son más "portadores" de obligaciones que de derechos

-La obligación de oro de un equipo de fútbol es ganar. Ése es su derecho de oro.

Una manita de goles es, ciertamente, un resultado de oro.

-Nos hacía falta esto. A partir de ahora, todo será mejor – vaticina Benzema.

Cuando gana un equipo español en la Champions, el que sea (Real Madrid, Atlético, Barcelona, Valencia), gozo como un niño en el cine con un cartucho de palomitas de maíz. El deporte es gozar. La política, en España, no es gozar: los políticos mienten que es un asco: el gol de los políticos es casi siempre gol en fuera de juego.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0

Deja tu comentario

Comenta las noticias de elEconomista.es como usuario genérico o utiliza tus cuentas de Facebook o Google+ para garantizar la identidad de tus comentarios:

Usuario
Facebook
Google+
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarias y las mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.