Buscar

David Soria, tras los pasos del "Pato" Abbondanzieri

EFE
22/12/2018 - 11:02

Madrid, 22 dic (EFE).- La estela del portero argentino Roberto "Pato" Abbondanzieri es muy alargada en Getafe. Es el único portero de la historia del club madrileño que ha conseguido el trofeo Zamora y desde que se marchó iniciado el curso 2008/09, hasta la llegada de David Soria, ninguno de sus sustitutos ha conseguido hacerle sombra.

El ex portero del Sevilla es una de las gratas sorpresas del equipo dirigido por José Bordalás, que está cuajando un gran inicio de curso. Con 25 puntos, tras su empate ante el Girona en el Estadio Municipal de Montilivi, acabó este viernes en la sexta y última plaza que da derecho a disputar la próxima edición de la Liga Europa.

Parte de culpa de este éxito la tiene David Soria. El portero del Getafe es determinante porque salva puntos con sus intervenciones. Contra el Girona no defraudó y sacó un mano a mano a Cristiano Portugués "Portu" e hizo un auténtico paradón después de un cabezazo de Bernardo Espinosa que era más que medio gol.

Sus números a lo largo del curso se asemejan a los de Abbondanzieri de la temporada 2006/2007, en la que con el técnico alemán Bernd Schuster en el banquillo logró el trofeo Zamora al portero menos goleado. El argentino encajó 30 goles en 36 partidos y acabó por delante de nombres de equipos más potentes como Víctor Valdés (Barcelona) o Leo Franco (Atlético de Madrid).

A estas alturas del curso, después de 17 jornadas disputadas, Abbondanzieri había encajado 12 tantos. David Soria, tras el que recibió de Bernardo Espinosa, suma 13 en el mismo número de partidos. Sólo uno más que el esloveno del Atlético de Madrid, Jan Oblak, que aún tiene que disputar un partido, ante el Espanyol este sábado, para cerrar el año.

Con un poco de suerte, Soria podría acabar 2018 en el primer puesto del trofeo de portero menos goleado. Sería el premio a un hombre que llegó este verano procedente del Sevilla tras la salida de Vicente Guaita al Crystal Palace inglés y que, sin duda, es una de las revelaciones del curso en LaLiga Santander.

Sus buenas intervenciones, pero también la férrea defensa del Getafe, bien preparada por José Bordalás, son las claves del buen momento de un hombre que cuenta con la gran ayuda de diez compañeros que defienden sin descanso desde el principio hasta el final de todos los partidos.

Ahora, en el Sevilla, tal vez se tiran de los pelos. Con la marcha de Sergio Rico al Fulham, Soria podría haber competido perfectamente por un puesto en el once con el checo Tomas Vaclik, que de momento está completando también un buen curso. Sin embargo, si el portero centroeuropeo se lesiona, no habría mejor sustituto de garantías que Soria.

El portero del Getafe es consciente de que está a la altura de las expectativas. No lo esconde: "Mi adaptación al equipo va estupenda. Creo que estoy rindiendo a un buen nivel. Estoy cómodo, la adaptación ha sido rápida y buena y a nivel deportivo el entrenador me está dando las oportunidades que he venido buscando", dijo en rueda de prensa el mes pasado.

Soria, el cerrojo del Getafe, tiene la segunda vuelta por delante para competir cara a cara con el todopoderoso Jan Oblak. Tiene una opción de superar al guardameta esloveno, conseguir el trofeo Zamora y, ya de paso, igualar a un hombre que hizo historia en el Getafe: Roberto "Pato" Abbondanzieri.