Fútbol

El Rayo Vallecano despide en apuros y con muchas dudas un histórico 2018

Madrid, 24 dic (EFE).- El Rayo Vallecano ha cerrado con una victoria frente al Levante un histórico año 2018 por el ascenso a Primera de la pasada temporada, pero con los apuros que ahora le da su situación en descenso y que le harán pasar las fiestas navideñas con cierta preocupación.

El 2018 ha tenido momentos de todo tipo para el Rayo Vallecano. Desde la euforia por el histórico ascenso a Primera como campeón de Segunda hasta la preocupación y las dudas sobre el rendimiento del equipo por llevar desde principio de la presente temporada en puestos de descenso.

"El 2018 es un año histórico y subir a Primera es muy importante. Por eso, a pesar de estos últimos cuatro meses, estar en Primera y competir con los grandes es algo que nos hemos ganado", dijo el entrenador de la primera plantilla, Míchel, tras lograr una sufrida victoria frente al Levante.

El técnico madrileño cogió al equipo un 21 de febrero de 2017 mirando de reojo a Segunda B y, tras una primera permanencia agónica en la categoría, llevó este 2018 a Primera al club de sus amores. Su ADN rayista y su corazón vallecano le hacen un ídolo de la grada y por eso, pese a los malos momentos vividos esta temporada, la grada nunca ha pedido su destitución pese a los malos resultados.

El Rayo es penúltimo de la clasificación con 13 puntos, está a tres de la salvación que marca el Athletic Club de Bilbao, es el peor visitante de la categoría junto con el colista y el segundo equipo más goleado de todo Primera con 32 goles en 17 partidos.

Aún así, Míchel confía en que 2019 sea igual que 2018 un buen año para el Rayo. "Al 2019 le pido salud y que sigamos trabajando. Hay muchas cosas que mejorar, pero no podemos dejarnos caer. Es una lucha constante y hay motivos para soñar. El objetivo es que en 2020 también estemos en Primera", señaló.

Para cumplir ese sueño de mantener la categoría el Rayo debe mejorar mucho sus prestaciones defensivas, igual que hizo en los primeros seis meses de este año en Segunda, en los que se mostró intratable y construyó un muro en la zona de atrás con jugadores como Emiliano Velázquez, Chechu Dorado, Alex Moreno o Abdoulaye Ba, todos ellos parte de la actual plantilla.

En ataque la mejor noticia ha sido la irrupción de Raúl de Tomás, líder del ataque el pasado curso con 24 goles y actualmente referencia ofensiva del equipo con cinco tantos en Primera. También su socio, el argentino Oscar Trejo, ese "líder silencioso", como le describe Míchel.

A esos dos aspectos, defensivo y ofensivo, se aferra el rayismo para dar la vuelta a la situación y en unos meses brindar por los mismos éxitos de este 2018 que cierran con un sabor un tanto agridulce.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin