Global

El filme japonés "Departures", una singular incursión en las pompas fúnebres

El largometraje japonés "Departures", que el domingo se alzó con el Oscar a Mejor Película Extranjera, arrastra al espectador al mundo poco conocido de los ritos funerarios a través del itinerario de Daigo, un ex violoncelista empleado en una funeraria.

Gran éxito en Japón, con 2,7 millones de entradas, y ganador de numerosos premios, "Okuribito", traducido en inglés como "Departures" (Partidas), será estrenada dentro de poco en más de 30 países.

"Departures" se impuso así a la premiada cinta francesa "Entre les murs", la israelí "Waltz with Bashir", la alemana "The Baader Meinhof Complex" y "Revanche" de Austria.

La acción se desenvuelve en una provincia rural del norte de Japón, Yamagata, donde Daigo Kobayashi, interpretado por el actor Masahiro Motoki, regresa con su mujer tras acabarse la orquesta en la que tocaba desde hacía varios años en Tokio.

Daigo responde a una oferta de empleo de "ayuda a las partidas", imaginándose que es una agencia de viajes. El ex músico descubre que en realidad se trata de una empresa de pompas fúnebres, pero acepta el trabajo por necesidad.

Al entrar en ese mundo no muy conocido va a descubrir los ritos funerarios. Daigo oculta no obstante a su esposa en que consiste su nueva actividad, en gran parte tabú en Japón.

"Deseaba descubrir el mundo de las pompas fúnebres", un ambiente poco conocido, explicó el realizador Yojiro Takita, de 53 años, en una entrevista con la prensa japonesa.

Para preparar su filme, Takita asistió a numerosas preparaciones y ceremonias fúnebres.

"El ritual prevé lavar al difunto, maquillarlo, cambiarle los vestidos. Hay un ritual para recordar que ese cuerpo estaba antes lleno de vida", añadió.

El realizador se sorprendió "con la diversidad de emociones que afloran durante esta ceremonia. Hay unos que sonríen, otros que dan testimonios de su gratitud de haber podido conocer a la persona fallecida".

Estrenado hace cinco meses en el archipiélago y ganadora de los más prestigiosos premios del cine japonés, "Departures" también recibió el gran premio de las Américas en el festival de filmes del mundo de Montreal y el premio del público en el festival de cine de Hawai.

También ganó tres premios en la ceremonia china equivalente a los Oscar.

"Estoy muy orgulloso y honrado de haber sido nominado a los Oscar", escribió el realizador en su bitácora en internet tras haberse enterado de la noticia.

Según él, "Okuribito" es una historia muy japonesa que muestra minuciosamente los ritos funerarios propios a su cultura, con la decadencia de una comunidad rural como telón de fondo.

Sin embargo, añade el realizador, "el tema de la muerte es universal y puede ser comprendido por la gente en todo el mundo, más allá de las fronteras y los idiomas. Estoy muy contento".

Atraído por el tema del ocultismo, Takida había realizado hasta ahora "The Yin-Yang master", "The Yin-Yang master 2" y "Ashura, la reina de los demonios", películas que ocurren en el Japón antiguo, pero llenas de magia y demonios.

kdf/fz/pn/gca/jo/cap/arc

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin