Buscar

El cartel 'La Familia' lanza una embestida inédita en el oeste de México

AFP
12/07/2009 - 19:05

La detención de un líder del cartel mexicano 'La Familia', que actúa en el estado de Michoacán (oeste), desató el fin de semana una embestida inédita del narcotráfico, con ocho ataques contra puestos de la Policía Federal (PFP), que dejaron cuatro muertos, incluidos tres agentes.

Tras la detención de Arnoldo Rueda, apodado 'La Minsa' y señalado como el número dos en el mando de 'La Familia', los sicarios de este grupo criminal desataron una espiral de violencia el sábado y este domingo con el uso de armas de grueso calibre y granadas de fragmentación.

El sábado fueron atacadas seis bases de la PFP en Michoacán con saldo de tres uniformados muertos y 18 heridos, mientras que este domingo se registraron dos ataques, en los que murió uno de los presuntos sicarios.

Por su jerarquía, la detención de 'La Minsa' afecta de manera significativa la estructura criminal de 'La Familia' y por ello "trataron de rescatarlo y fue cuando empezaron a producirse estos enfrentamientos", reconoció el sábado en rueda de prensa Rodolfo Cruz, jefe regional de la PFP.

El primero de los ataques se desató en Morelia en la madrugada del sábado y el último en el municipio de Lázaro Cárdenas, en la mañana de este domingo, según las informaciones de las autoridades, que reconocieron que no se tiene constancia de ataques sucesivos similares en la lucha contra el narcotráfico.

En otros dos municipios del vecino estado de Guerrero (sur) se produjeron ataques similares contra la PFP.

El cartel de 'La Familia' irrumpió en el escenario de la violencia ligada al narcotráfico en octubre de 2006, cuando desconocidos entraron a un bar para arrojar cinco cabezas humanas en la pista de baile acompañadas de un mensaje. "'La Familia' no mata por paga, no mata mujeres, no mata inocentes, sólo muere quien debe morir. Sépalo toda la gente; esto es justicia divina", decía el denominado 'narcomensaje' de este grupo criminal, que incluso llegó a publicar desplegados en periódicos.

En esas publicaciones, el cártel aseguraba que su misión era combatir el tráfico de droga, el secuestro y la extorsión, pero posteriormente, según las autoridades, se alió al cartel de Golfo, con el que rompió en 2008 para controlar sus propias rutas de la droga, lo que ha desatado una guerra sin cuartel entre ambas organizaciones.

El estado de Michoacán, de donde es originario el presidente Felipe Calderón, es uno de los distritos donde se encuentran desplegados militares y policías federales como parte de un operativo federal de más de 36.000 elementos en contra el crimen organizado, al que se le atribuyen más de 7.700 muertes violentas desde 2008.

A finales de mayo pasado, 10 alcaldes, un juez y 14 altos funcionarios de Michoacán fueron detenidos por su presunta complicidad con el narcotráfico.

Contenido patrocinado

Otras noticias