Global

Bruselas, favorable a iniciar las negociaciones con Macedonia para su adhesión

La Comisión Europea recomendó este miércoles la apertura de negociaciones con Macedonia para su ingreso en el seno de la Unión Europea (UE), pese a la amenaza de veto por parte de Grecia.

"Habida cuenta de los progresos constatados, la Comisión decidió recomendar" a los países miembros de la UE "la apertura de negociaciones con la ex República Yugoslava de Macedonia", indica un informe del ejecutivo comunitario de evaluación sobre los países que aspiran a ingresar en el bloque.

Skopje obtuvo el estatuto de candidato a la adhesión en diciembre de 2005, pero su acercamiento a Bruselas fue bloqueado por Grecia, que desde 1991 trata de impedir el reconocimiento internacional de Macedonia bajo ese nombre, considerando que pertenece en exclusiva a su patrimonio histórico nacional.

Grecia ejerció en abril de 2008 su derecho a veto para bloquear la adhesión de Macedonia a la OTAN y amenaza ahora con hacer lo mismo, puesto que la apertura de negociaciones requiere el aval de los 27 países miembros de la UE. En su primera reacción, el gobierno griego volvió a insistir en que "la resolución del problema del nombre" de Macedonia constituía una "condición previa" para la adhesión de dicho país a la UE.

"Grecia quiere promover de forma dinámica el proceso de negociaciones de adhesión a la UE con todos los países del sureste de Europa, a condición de que los países cumplan con todos los criterios necesarios", declaró Dimitris Drutsas, vicecanciller del gobierno del primer ministro socialista Georges Papandreu, vencedor de las recientes elecciones.

Varios países de la ex Yugoslavia así como Albania se encuentran ante la perspectiva de ingresar en la UE: las negociaciones con Croacia se encuentran en su fase final, mientras que Albania, Kosovo, Montenegro, Serbia y Bosnia todavía no cuentan con el estatuto oficial de países candidatos pese a su deseo de adhesión.

En su informe, la Comisión Europea propuso además lanzar un proceso destinado a permitir a los kosovares viajar sin necesidad de visados en el territorio de la UE. Kosovo declaró su independencia de Serbia en febrero de 2008, una proclama reconocida por más de 60 países, incluido Estados Unidos, pero rechazada por cinco Estados de la UE, entre ellos España.

Por otro lado, Bruselas criticó en su informe "los pocos progresos" registrados en las difíciles y largas negociaciones de adhesión con Turquía, denunciando la falta de respeto a las libertades fundamentales en ese país, en especial en lo referente a la igualdad de sexos y la libertad de prensa.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin