Buscar

Jean Beausejour, el hijo de un haitiano, nuevo héroe de la 'Roja' de Bielsa

AFP
17/06/2010 - 11:35

El delantero Jean Beausejour, que se convirtió en el nuevo héroe de la selección de Chile por la anotación que le dio el triunfo ante Honduras en el Mundial, contó que en los entrenamientos con el técnico Marcelo Bielsa nunca practicó meter un gol "con la costilla".

Jean André Emanuel Beausejour Coliqueo, el "negro de la Roja", es hijo de un haitiano y de una chilena mapuche, principal minoría étnica del país, y marcó el gol a Honduras el miércoles en el estadio Bbombela de la ciudad de Nelspruit (este), que le dio a Chile el primer triunfo en un Mundial en 48 años.

La victoria desató un carnaval en Chile, y también en el estadio, donde unos 5.000 chilenos presenciaron el partido y por momentos metieron más bulla con sus cánticos que las vuvuzelas de los aficionados sudafricanos, lo que hizo sentir a los pupilos del técnico argentino que jugaban de locales.

Al regresar a la sede de concentración chilena en el hotel Ingwenyama de Nelspruit, sus empleados recibieron con un aplauso a los jugadores, en especial a Beausejour, quien ganó además el premio de la FIFA como la figura del partido: un bongo africano tradicional, con una placa recordatoria.

"Es bonito que a uno lo reconozcan, pero el mérito es de todo el equipo", dijo el zurdo de 26 años, hijo de un haitiano que estudió medicina en Chile y que ahora trabaja para la ONU en Haití.

Beausejour (América de México) creció con su madre y sus abuelos maternos en un humilde barrio cerca de la Estación Central de trenes de Santiago, y no le agrada el apodo que le puso la prensa chilena: 'Palmatoria', un futbolista negro brasileño de una revista infantil chilena de los años 60.

Pese a sus habilidades como puntero izquierdo no estaba entre las máximas estrellas de la 'Roja', pero ahora es el nuevo héroe nacional por el gol que puso a Chile a la cabeza de la tabla del Grupo H junto a Suiza, que dio la gran sorpresa el miércoles al vencer a la favorita España (1-0).

El centro de Mauricio Isla (Udinese de Italia) llegó tan rápido al área chica hondureña, que Beasejour no envió el balón a la red con el pie ni la cabeza, como es lo habitual, sino "con la costilla", algo que nunca había practicado en los entrenamientos.

"Yo sabía que el balón me había pegado", contó el artillero sonriendo.

"Le di efecto con la costilla, aunque eso no lo hago en las prácticas, solo es circunstancial (...). Nosotros trabajamos una infinidad de jugadas en los entrenamientos", pero esa no, agregó.

Beasejour ha apoyado públicamente la causa mapuche, pueblo que reivindica sus tierras ancestrales en la zona sur de Chile. Muchas familias de esta etnia viven en la pobreza, aunque tras el retorno de la democracia en 1990 las autoridades chilenas han instrumentado planes para entregarles tierras y asistencia.

"Me duele ver a gente de mi pueblo que está sufriendo. Me siento identificado con el pueblo mapuche", ha dicho el seleccionado.

Los bravos indígenas mapuches resistieron 300 años la dominación española, hasta que fueron sometidos por el Ejército chileno hacia 1870. El club Colo Colo, el más popular de Chile, toma su nombre de un jefe mapuche del siglo XVI.

Beausejour dedicó el gol a su familia, tanto la que vive en Chile, como en Haití, la tierra de su padre, a quien no conoció cuando niño, pero a quien se ha acercado en los últimos años.

"Lo valorable es conseguir este triunfo, yo se lo dedico a mi hijo, mi mujer y mi familia. Mis familiares de Haití están ahora en Santiago, así que seguramente lo van a celebrar", dijo el jugador.

Nacido el 1 de junio de 1984, comenzó a jugar el fútbol con su abuelo, Andrés Coliqueo, y luego siguió en su escuela y en clubes de su barrio. Jugando en una cancha de tierra del vecindario, una vez un perro le pordió el pantalón, pero Jean siguió corriendo, con el animal colgando, y anotó el gol.

Doris Morales, su ex profesora de religión en la escuela Holanda, relató que Beausejor siempre se destacó "por el color de su piel y su forma de ser respetuoso".

El jugador se formó en las divisiones de Universidad de Chile, pero debutó en el profesionalismo en 2002 en Universidad Católica.

Ha jugado en varios clubes de Chile: Universidad de Concepción (2002-2003), Cobreloa (2007) y O'Higgins (2008), así como en el Servette FC de Suiza (2004-2005), Gremio de Brasil (2005), Gante de Bélgica y en el América de México (su actual club, desde 2009).

El gol a Honduras es el tercero que anota por la selección chilena.

fj/psr


Contenido patrocinado

Otras noticias