Global

Irán ejecutó a un "espía del Mosad" tras atentado contra expertos nucleares

Irán ahorcó el martes a un hombre acusado de espionaje para el Mosad (servicio de inteligencia israelí), tras un doble atentado en el que murió un experto nuclear iraní que Teherán atribuyó hace un mes a espías estadounidenses, israelíes y británicos.

Se trata de la segunda ejecución de un iraní declarado culpable de espionaje para el Mosad desde 2008.

El iraní Ali Akbar Siadat, declarado culpable de espiar para el servicio israelí de inteligencia, fue ahorcado el martes por la mañana en la cárcel de Evine, en Teherán, anunció la agencia estatal de noticias Irna, citando a la oficina del fiscal de Teherán.

Siadat fue juzgado culpable de haber mantenido vínculos con los "servicios secretos israelíes" durante seis años, según la fiscalía.

Siadat solía quedar con sus contactos israelíes en diferentes hoteles de Turquía, Tailandia y Holanda, según Irna.

El ejecutado fue detenido en 2008 cuando "intentaba abandonar el país en compañía de su mujer", agregó la fiscalía.

Siadat estableció contactos con una "embajada israelí" y "reconoció haber facilitado información sobre bases militares del país", por lo que cobró "60.000 dólares", según la misma fuente, que precisó que Siadat "recibió equipo y una computadora" para realizar su trabajo de espionaje en 2007.

"Durante el interrogatorio, confesó haber entregado información a un efectivo de los servicios secretos del régimen sionista sobre misiones militares, bases militares, (...) y los misiles de los Guardianes de la Revolución", el ejército ideológico del régimen iraní, explicó la fiscalía.

La tensión entre Irán e Israel aumentó estos últimos años, a causa sobre todo del polémico programa nuclear iraní y de las declaraciones del presidente Mahmud Ahmadinejad abogando por la "desaparición" del Estado hebreo.

Israel acusa a Irán de querer dotarse del arma atómica, bajo el pretexto de un programa nuclear civil.

Por su lado, las autoridades iraníes acusan frecuentemente al Estado hebreo de llevar a cabo actividades hostiles contra Irán, como el espionaje de programas nucleares y militares del país.

A finales de noviembre, Irán acusó a los servicios secretos israelíes, estadounidenses y británicos de ser responsables de dos atentados contra dos expertos nucleares.

Uno de los dos expertos, Majid Shahriari, fue asesinado con una bomba instalada en su automóvil, y el otro, Fereydun Abbassi Davani, fue herido en un ataque similar.

El domingo, el fiscal de Teherán, Abbas Jafari Dolatabadi, había anunciado que otro espía del "régimen sionista" (Israel) había sido condenado a muerte.

"Tras la confirmación de su pena, su identidad será revelada", dijo Dolatabadi, añadiendo que la justicia examina actualmente "otros expedientes ligados al espionaje".

Hace dos meses, Dolatabadi afirmó que dos espías que trabajaban para Israel serían juzgados, según los medios.

En noviembre de 2008, Irán colgó a otro iraní, Ali Ashtari, acusado también de espiar en favor de Israel y anunció el desmantelamiento de una red que trabajaba para el Estado hebreo.

La justicia reclamó la pena de muerte contra tres "espías" de la red, pero no facilitó sus identidades.

Se ignora si el ejecutado este martes, Ali Akbar Siadat, formaba parte de estos tres presuntos espías detenidos.

Por otra parte, la fiscalía de Teherán anunció el martes el ahorcamiento de un miembro de los Muyahidín del Pueblo, principal organización de la oposición armada, por su "participación en reuniones contrarrevolucionarias".

Con estas muertes, son ya 171 personas las ejecutadas por el régimen iraní en 2010, según el balance de la AFP en base a informaciones de la prensa local.

sgh/cco/vl/yol/mcd/jo

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin