Global

El primer ministro indio promete permanecer en el cargo a pesar de los escándalos

El primer ministro indio, Manmohan Singh, ha prometido este miércoles permanecer en su puesto con el objetivo de presionar para aprobar reformas, negando que los escándalos que le rodean le hayan convertido en un líder fracasado.

El Gobierno se enfrenta a las acusaciones de haber perdido 28.000 millones de euros en beneficios por conceder contratos a las empresas de telecomunicaciones por el precio mínimo después de recibir sobornos, lo que ha llevado a una situación de parálisis de la coalición.

"Algunas personas podrán decir, que somos un gobierno fracasado, que soy un primer ministro fracasado, pero nos tomamos nuestro trabajo muy en serio", declaró Singh en una entrevista con representantes de las televisiones para mejorar su imagen.

"Estamos aquí para gobernar, y gobernar eficazmente. Atajar los problemas cuando aparezcan y conseguir que este país se mueva hacia adelante", explicó.

Singh también negó que fuera a dimitir por la gravedad de los escándalos y la paralización de las decisiones durante su segundo mandato después de ser reelegido por mayoría.

La última sesión parlamentaria fue parada por la oposición pidiendo una investigación sobre los contratos en las telecomunicaciones, obstaculizando todas las reformas económicas y una sobre la libre adquisición de tierras para la industria y los agricultores.

"Nunca sentí que debía dimitir porque tengo un trabajo que hacer (...) Estaré toda la legislatura", aseguró en la entrevista.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin