Global

Arabia Saudí y Emiratos Árabes ayudarán a sofocar las revueltas en Bahrein

Un contingente de aproximadamente un millar de militares de Arabia Saudí ha penetrado en territorio de Bahrein para ayudar al Gobierno de la isla a proteger las instalaciones del Gobierno frente a las manifestaciones contra el régimen. Emiratos Árabes ha anunciado que también enviará sus tropas.

Esta acción se produce después de que las autoridades bahreiníes solicitaran ayuda militar al Consejo de Cooperación del Golfo (GCC) y de que los rebeldes advirtieran de que una invasión extranjera sería considerada una "declaración de guerra".

"Alrededor de mil soldados saudíes entraron en Bahrein este lunes por la mañana a través del paso elevado hacia Bahrein", informaron estas fuentes a Reuters. "Forman parte de la fuerza del Consejo de Cooperación del Golfo que vigilará las instalaciones del Gobierno", añadieron.

Emiratos Árabes Unidos enviará tropas

Emiratos Árabes Unidos ha anunciado que va a enviar 500 policías tropas a Bahrein para contribuir a "preservar el orden y la estabilidad" en ese país vecino, al cual ya llegaron con el mismo fin militares sauditas.

El Gobierno de Estados Unidos ha pedido "contención" a los países del Consejo de Cooperación del Golfo (GCC), después del envío de tropas de Arabia Saudí para responder a las protestas opositoras.

EEUU pide contención

El portavoz de la Casa Blanca, Tommy Vietor, ha pedido a los países del golfo Pérsico "contención y respeto de los derechos de la población de Bahrein". En este sentido, ha instado a estos Estados a que traten de "apoyar el diálogo en lugar de perjudicarlo".

Un contingente de aproximadamente un millar de militares de Arabia Saudí ha penetrado este lunes en territorio de Bahrein para ayudar al Gobierno de la isla a proteger sus instalaciones frente a las manifestaciones contra el régimen, según fuentes saudíes.

Diálogo nacional

El principal partido de la oposición chií, Wefaq, advirtió este lunes de que cualquier intervención militar de los países del Consejo de Cooperación del Golfo para contener las manifestaciones antigubernamentales sería considerada una "declaración de guerra" y una "ocupación".

Las autoridades de Bahrein han pedido ayuda al Consejo de Cooperación del Golfo para "mantener el orden y la seguridad" frente a las manifestaciones antigubernamentales, que han desbordado a la Policía y cortado carreteras.

Según un asesor del Palacio Real, ya hay fuerzas del GCC desplegadas en el país. "Han llegado a Bahrein fuerzas del Consejo de Cooperación del Golfo para mantener el orden y la seguridad", afirmó Nabeel al Hamer, antiguo ministro de Información, en su cuenta de la red social Twitter este domingo por la noche.

'Gulf Daily News', un periódico próximo al poderoso primer ministro bahreiní, ha informado este lunes de que las fuerzas del GCC, un organismo regional formado por seis países, protegerán edificios e instalaciones estratégicos.

"Las fuerzas del GCC llegarán hoy a Bahrein para contribuir al mantenimiento de la ley y el orden", explica el diario, que precisa que "su misión se limitará a proteger instalaciones vitales como las petroleras, las eléctricas y las de agua, así como edificios financieros y de la banca".

Por otra parte, las fuerzas opositoras -incluido Wefaq-aseguraron este lunes que se han reunido con el príncipe heredero, Salman al Jalifa, para discutir los mecanismos necesarios para que haya un diálogo nacional que permita poner fin a los disturbios.

El príncipe aseguró ayer domingo que el diálogo nacional permitirá afrontar las principales demandas de la oposición, incluida la ampliación de los poderes del Parlamento y la reforma del Gobierno y de los distritos electorales.

Manifestaciones

La Policía bahreiní se enfrentó ayer domingo en Manama con los manifestantes, la mayoría chiíes, en una de las contiendas más violentas desde que las fuerzas de seguridad mataron a siete personas el pasado febrero.

Después de intentar hacer retroceder a los manifestantes durante varias horas, la Policía se retiró y los jóvenes construyeron barricadas en la carretera que lleva al principal barrio financiero de la capital.

Las barricadas siguen en pie este lunes, mientras los activistas registran a los automóviles en la entrada a la glorieta de la Perla, epicentro de las protestas desde hace varias semanas. En el otro extremo de la misma carretera, la Policía ha colocado un puesto de control para evitar que lleguen a la zona financiera coches procedentes del aeropuerto. Aunque hay agentes desplegados en algunas zonas de la ciudad, no se ven soldados en las calles, ni bahreiníes ni extranjeros.

Relacionados

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin