Buscar

El 'Spanish Auckland' se despidió con la cabeza alta

AFP
8/12/2011 - 17:48

El Auckland City, el equipo más español de Nueva Zelanda por su entrenador y sus cuatro jugadores de esa nacionalidad, se despidió el jueves del Mundial de Clubes, al caer 2-0 con el Kashiwa Reysol japonés, pero se fue con la cabeza alta y contento por la experiencia.

A pesar de ser uno de los dos grandes del país, se trata de un equipo con un alto número de jugadores aficionados, que tienen otros trabajos y para los que disputar esta competición, como vigente vencedor de la Liga de Campeones de Oceanía, ya es todo un éxito.

"Fue fantástico vivir un torneo así. Somos un equipo semiprofesional, competir a este nivel contra un equipo de este estilo es ya bueno. Y también vivir un campeonato FIFA, con lo que ello conlleva", explicó el entrenador catalán Ramón Tribulietx a la AFP.

"En la Champions de Oceanía de este año vamos líderes de nuestro grupo, así que esperamos poder ganar otra vez el torneo y volver a Japón el año que viene (de nuevo para el Mundial de Clubes). Queda mucho, pero lo intentaremos, intentaremos volver a vivir esto", explicó.

En términos similares se manifestó la estrella del equipo, Manel Expósito, que fue quien dispuso de las mejores ocasiones del Auckland este jueves, aunque sin la puntería de anteriores partidos.

"Ha sido sensacional, un sueño, poder estar aquí estos diez días. Ha sido una experiencia única. Además hubo mucho interés de la prensa, muchas entrevistas", señaló a la AFP antes de abandonar el estadio.

Manel Expósito llegó a Nueva Zelanda el pasado año, tras recibir la llamada del entrenador español Ramón Tribulietx, con el que ya había coincidido en las categorías inferiores del fútbol de su país.

"No lo dudé ni un minuto, sabía que si ganábamos la Champions (de Oceanía) podíamos jugar el Mundial de Clubes y entonces ellos ya iban líderes de su grupo", recordó.

Su buena actuación en el partido contra el Kashiwa podría abrirle puertas en el panorama internacional, aunque él dice estar muy contento en Auckland, aunque abierto a nuevos retos en su carrera.

"Ahora mismo no me planteo nada. Estoy muy contento en Auckland, el club me trata genial y la calidad de vida en el país es espectacular, pero cualquier cosa que sea para mejorar, bienvenida sea. No me planteo, pero en el fútbol, por desgracia o por suerte, la suerte cambia de un día para otro", afirmó.

Los otros tres españoles del equipo (Albert Riera Vidal, Ángel Berlanga y Andreu Guerao) fueron también titulares.

"Para mí es un sueño disputar un Mundial de Clubes, me siento muy feliz y privilegiado por haberlo podido conseguir y por estar aquí. No hemos podido ganar, pero el simple hecho de estar ya es un logro", señaló Berlanga tras la eliminación.

Su historia es especialmente curiosa, ya que tras sus estudios viajó a Australia y descubrió que había un entrenador español (Tribulietx) en Nueva Zelanda, por lo que decidió escribirle por una red social de internet para ofrecerse a hacer una prueba. Y de ahí, al Mundial de Clubes.

El Auckland City, que dijo adiós a su tercera presencia en el torneo, sueña con poder volver a Japón el año que viene, aunque para ello necesitaría coronarse de nuevo en la Liga de Campeones de su continente.

dr/pc


Contenido patrocinado

Otras noticias