Global

Siria.-El embajador ruso abandona la reunión del Consejo y dice que el borrador británico es "absolutamente inaceptable"

El embajador ruso ante Naciones Unidas, Vitali Churkin, ha abandonado este lunes la reunión mantenida por el Consejo de Seguridad de la ONU sobre el borrador de resolución sobre Siria presentado la semana pasada por Reino Unido al considerar que el texto "es absolutamente inaceptable" al basarse en el capítulo siete de la Carta de Naciones Unidas, que permite al Consejo de Seguridad aprobar una serie de medidas que van desde las sanciones, tanto diplomáticas como económicas, hasta la intervención militar.

NUEVA YORK, 17 (EUROPA PRESS)

El embajador ruso ante Naciones Unidas, Vitali Churkin, ha abandonado este lunes la reunión mantenida por el Consejo de Seguridad de la ONU sobre el borrador de resolución sobre Siria presentado la semana pasada por Reino Unido al considerar que el texto "es absolutamente inaceptable" al basarse en el capítulo siete de la Carta de Naciones Unidas, que permite al Consejo de Seguridad aprobar una serie de medidas que van desde las sanciones, tanto diplomáticas como económicas, hasta la intervención militar.

Tras dejar a su 'número dos' al frente de la misión rusa, Alexander Pankin, en la reunión, Churkin ha indicado que "Rusia ha dejado muy claro que va a votar contra esta resolución". "No queremos entrar en una especie de competición diplomática en el Consejo de Seguridad, este es un asunto serio", ha dicho, tras ser preguntado sobre si pedirá que se vote el borrador propuesto por Moscú.

El borrador presentado por Reino Unido aboga por prorrogar 45 días el mandato de la Misión de Observación de Naciones Unidas en Siria (UNSMIS), que expira el próximo día 20, para verificar el cumplimiento del plan de paz del enviado especial de la ONU y la Liga Árabe a Siria, Kofi Annan, mientras que Rusia ha propuesto que su mandato sea extendido durante un periodo de 90 días. El plan de Annan pide la retirada de las tropas de las ciudades, el cese de las hostilidades, el acceso de las agencias humanitarias y la prensa internacional a las zonas en conflicto y un diálogo nacional.

Sin embargo, el principal escollo está en el hecho de que los países occidentales insistan en que la resolución esté basada en el capítulo siete de la Carta de la ONU, algo a lo que Rusia se opone frontalmente. En este sentido, Churkin ha recalcado que la misión diplomática rusa "no será la única" en votar en contra del borrador.

Por otra parte, Churkin ha recordado en declaraciones a Inner City Press a su salida de la reunión lo acontecido en Irak en 2003, cuando el Consejo de Seguridad no dio permiso a la intervención militar en el país. "Ellos --en referencia a Estados Unidos-- siguieron adelante de todos modos. Depende de ellos. Esto es visto por algunos como un paso hacia la intervención militar (...) No está en línea con el documento de Ginebra --firmado por todos los países que acudieron a la reunión del Grupo de Acción sobre Siria en julio--, que no hace referencia al capítulo siete (de la Carta de Naciones Unidas)", ha recalcado.

Además, Churkin ha indicado que Annan "no ha hecho referencia a la aplicación del capítulo siete (de la Carta de Naciones Unidas)" durante su visita a Moscú, donde mantuvo una reunión con las autoridades rusas en la que se trató la situación en el país árabe.

Un diplomático no occidental ha agregado en declaraciones a Inner City Press que la extensión del mandato de la UNSMIS es posible, pero que depende de si "ellos --en referencia a Estados Unidos-- quieren una escalada ahora o después de noviembre --cuando se celebran elecciones presidenciales en el país norteamericano".

Por último, un diplomático que ha estado presente en la reunión ha relatado que Churkin no ha hecho únicamente estas afirmaciones a la prensa a su salida de la misma, sino que ha trasladado este mismo mensaje durante el encuentro del Consejo de Seguridad.

VALORACIONES DE MOSCÚ

El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha reiterado este lunes que el país vetará cualquier resolución que contemple la imposición de sanciones al Gobierno sirio por considerar que se trata de un "chantaje".

Así, ha instado a sus colegas del Consejo de Seguridad a apoyar el borrador ruso para garantizar la continuidad de la UNSMIS. "Si nuestros socios deciden bloquear nuestra resolución, sea cual sea, la misión de la ONU no obtendrá un mandato y deberá abandonar Siria, lo cual sería una pena", ha apuntado.

En la misma línea, el embajador chino en la ONU, Li Baodong, ha señalado que el país "tiene problemas con el capítulo siete", aunque ha señalado que "los miembros del Consejo de Seguridad seguirán con las consultas para solucionar el problema". Li ha subrayado que lo más importante es que "los 15 hablen con una sola voz"

En este contexto, el embajador británico en Naciones Unidas, Mark Lyall Grant, ha indicado que el país sigue negociando con los otros miembros del Consejo de Seguridad para llegar a un acuerdo sobre las sanciones. "Rusia y China todavía se oponen al capítulo siete, pero cuando se les pregunta por qué no son capaces de dar ninguna razón", ha criticado.

EL BORRADOR RUSO

A pesar de la insistencia de Lavrov, la embajadora de Estados Unidos en la ONU, Susan Rice, ha explicado que lo más probable es que el borrador ruso no llegue a votarse en el Consejo de Seguridad porque no tiene el apoyo suficiente.

La resoluciones, dado que son vinculantes, requieren el apoyo de nueve de los 15 miembros que forman el órgano ejecutivo, sin que ninguno de los cinco con derecho a veto --Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia y China-- lo ejerza.

Rice ha considerado que la propuesta de Moscú es "insuficiente" porque "después de 18 meses de conflicto en los que muere una media diaria de 100 personas, el Consejo de Seguridad tiene que hacer algo para cambiar la dinámica sobre el terreno". "El 'statu quo' está conduciendo a un conflicto civil que amenaza con expandirse a la región", ha alertado.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin