Global

España pierde ante Dinamarca en el último suspiro en balonmano (24-23)

La selección masculina española de balonmano sufrió su primer revés en lo que va de Juegos Olímpicos al caer por la mínima, 24-23, ante una complicada Dinamarca, este martes en Londres, en un partido que se decidió en el último suspiro, con un gol decisivo de Mikkel Hansen.

Una mala defensa en la última jugada provocó la derrota de los hombres de Valero Rivera, que no pudieron repetir el resultado del primer encuentro, en el que había debutado imponiéndose por 26-21 a Serbia, con remontada incluida.

El partido entre el campeón europeo danés y el bronce de los Juegos-2008 y del Mundial-2011 era el más destacado de la jornada y no decepcionó, con dos equipos valientes frente a dos grandes defensas, en una batalla con emoción hasta el final, pero en la que la fortuna se alió con los daneses.

La gran estrella del duelo fue Hansen, no sólo por su tanto decisivo en el último momento, sino porque fue el hombre más peligroso arriba, un auténtico catalizador de la fuerza ofensiva de su equipo y que fue el máximo anotador del encuentro, con ocho tantos.

El partido, que se fue al descanso con un corto 13-12 para Dinamarca, se movió siempre en diferencias muy reducidas, sin que ninguno se fuera más allá de dos o tres goles.

En el lado español volvieron a ser muy importantes por su efectividad Daniel Sarmiento y Jorge Maqueda, con cinco y cuatro tantos cada uno, pero esta vez los chicos de Valero Rivera, que buscan llegar a la final olímpica por primera vez en su historia, no pudieron conseguir un triunfo que hubiera sido muy valioso.

afp/dr

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin